Melania Trump y Michelle Obama (fotografía de archivo)
Melania Trump y Michelle Obama (fotografía de archivo) - GTRES

Michelle Obama «abre la puerta» a Melania Trump

La todavía primera dama se compromete a ayudar a los nuevos inquilinos de la Casa Blanca para que tengan una transición suave

MadridActualizado:

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, ha asegurado este lunes que está dispuesta a ayudar en todo lo que necesite a su sucesora, Melania Trump, mientras se adapta a su nuevo papel en la Casa Blanca.

«Mi puerta está abierta», afirmó la esposa del presidente estadounidense, Barack Obama, en una entrevista con la famosa presentadora Oprah Winfrey en la cadena CBS.

«Realmente no sabes lo que es que hasta que estás aquí, así que la puerta está abierta, como le he dicho y como Laura Bush me dijo y otras primeras damas me dijeron», reiteró la todavía primera dama estadounidense. «Haremos lo que sea necesario para ayudarlos a tener éxito», añadió en referencia a la familia Trump, futura inquilina de la mansión presidencial.

Durante la entrevista, la primera dama explicó que al día siguiente de haber ganado los comicios no surgen preguntas sobre el cargo, pero a medida que van transcurriendo las semanas, llegan las dudas.

Obama dijo que seguiría el ejemplo de Laura Bush, esposa de George W. Bush (2001-2009), elogiando la ayuda de la ex primera dama republicana después de la elección de su marido en 2008. «Laura Bush fue amable y servicial. Su equipo estuvo allí con mi equipo durante todo este proceso de ocho años», agregó.

Los Obama, que apoyaron a la aspirante demócrata Hillary Clinton en su campaña presidencial, se han comprometido a ayudar al presidente electo Donald Trump y a su familia para que tengan una transición suave en la Casa Blanca después de un ciclo electoral muy controvertido.

Melania Trump, cuyo esposo jurará el cargo de presidente el 20 de enero de 2017, apareció públicamente en muy pocos eventos de campaña a favor de su marido y ya ha manifestado varias veces que prefiere centrar sus esfuerzos en su hijo de diez años, Barron Trump.

Algunas informaciones han apuntado a que Melania podría conservar su vivienda permanente en Nueva York, donde permanecería con Barron, mientras que la hija mayor del magnate, Ivanka Trump, se trasladará a Washington, y podría asumir algunas de las funciones propias de la primera dama.