La princesa Mette-Marit de Noruega
La princesa Mette-Marit de Noruega - GTRES

Mette-Marit de Noruega celebra su 46 cumpleaños dejando a un lado su enfermedad

La princesa ha pasado unos días haciendo deporte en la montaña a pesar de sus problemas de salud

ABC
MadridActualizado:

Dando la bienvenida a sus 46 años, luchando contra el pasado y dejando ver su espíritu gerrero tras conocer la noticia de su enfermedad, la princesa de Noruega Mette-Marit celebra su cumpleaños con un poco de acción.

En octubre de 2018, la mujer del príncipe Haakon fue diagnosticada de fibrosis pulmonar, una grave enfermedad que le ha convertido en noticia pero que no le he provocado tener que cambiar su estilo de vida. Sonriente y mostrando su fuerza, la princesa ha pasado unos días de vacaciones, como ha dejado recalcado en su Instagram, donde ha practicado deporte de resistencia, como subir a una montaña en bicicleta, dejando claro que se encuentra bien.

Ver esta publicación en Instagram

På disse bildene har jeg ikke tatt med regn, tåke og sliten delen av Rallarvegen 2019 😅 Men for en vei, for en historie, for et landskap og for ei svigerinne sier nå jeg 💪🏻🇳🇴Takk @rinateh ❤️

Una publicación compartida de H.K.H Mette-Marit (@crownprincessmm) el

Su familia siempre ha sido su gran apoyo, sobre todo su marido, que apostó fuerte por ella cuando quedó enamorado de Mette-Marit, a pesar de los escándalos que la rodeaban y que la convirtieron, para algunos, en la candidata menos idónea para casarse con el heredero al trono. Sin embargo, Haakon de Noruega hizo caso omiso a las polémicas y rumores y aceptó a su pareja así como a su hijo, Marius Borg, de su anterior relación con Morten Borg, un traficante que acabó en la cárcel.

Varias de las polémicas que rodeaban a la joven fueron derivadas de la historia de su juventud. Durante el embarazo de su primogénito, Mette-Marit acudió a un programa de televisión llamado «Lysthuset» (La casa del placer) donde se iba a buscar pareja. También le persiguen los rumores de una supuesta incursión en el consumo de estupefacientes, además de una detención en la India y su deportación tras aparecer desmayada en la puerta del Consulado de Noruega en Calcuta.

La infancia de la princesa no fue fácil. Sus padres se divorciaron en su adolescencia y su hermano fue condenado por violencia de género. En cuanto a los estudios, comenzó la carrera de Ingeniería, después la de Antropología Social y Periodismo. No llegó a terminar ninguna de ellas. Sin embargo, nada de su pasado pudo hacer que Haakon la rechazara, uniéndose el 25 de agosto de 2001 en matrimonio.

Su salud

La salud de Mette-Marit siempre ha estado en riesgo. En 2008 sufrió una caída en Ucrania que le produjo varias lesiones cervicales, un accidente por el que tuvo que ser intervenida de inmediato. En 2013 tuvo que pasar de nuevo por quirófano para ser operada de una hernia discal. En 2015 volvió al hospital tras haber vivido un accidente de tráfico que acabó con nuevas lesiones. A todos estos episodios se le suman sus problemas de oído con el síndrome de los cristales, un trastorno que la familia real anunció y que es más conocido como vértigo posicional paroxítico benigno.