La Reina, en una foto de archivo, ha tenido que afrontar recientemente la muerte de su padre y su hermana
La Reina, en una foto de archivo, ha tenido que afrontar recientemente la muerte de su padre y su hermana - GTRES

Máxima de los Países Bajos, último adiós a su hermana pequeña en Buenos Aires

Acompañada de su marido, el Rey Guillermo, viajó a Argentina para asistir al funeral privado de Inés Zorreguieta

Buenos Aires Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Vinieron todos. El Rey Guillermo, la Reina Máxima y sus tres hijas, Amalia, Ariane y Alexia. La Familia Real de los Países Bajos aterrizó ayer en Buenos Aires para despedir a Inés, la menor de las hermanas Zorreguieta, la que no pudo soportar el peso de la vida y decidió quitársela el pasado miércoles por la noche a los 33 años. Los Reyes viajaron en un vuelo regular de KLM que aterrizó poco antes de las seis de la mañana de ayer (hora local) en el aeropuerto de Ezeiza.

Tres camionetas y un coche integraban la comitiva que entró a las 13.40 al cementerio memorial de Pilar, a unos 50 kilómetros al norte de la ciudad de Buenos Aires, en el mismo lugar que descansan los restos mortales de su padre. A las puertas aguardaban decenas de periodistas, aunque el entierro y el funeral se celebraron con acceso exclusivo para los allegados, igual que hace un año, cuando murió Jorge Zorreguieta, el patriarca de la familia. Todo lo que afecte a los oficios y ceremonias fúnebres se hace en estricta intimidad y lejos de la mirada morbosa de los curiosos.

En el cementerio también estuvieron presentes la primera dama, Juliana Awada y su esposo el presidente Mauricio Macri, entre otras personas que acompañan a la familia Zorreguieta en este doloroso momento.

Son muchas las muestras de afecto que le ha llegado a la familia en estos días. El presidente del Gobierno y su mujer publicaron una esquela en la prensa donde manifiestan, junto a sus hijos, un «profundo dolor» por el fallecimiento de la mujer que colaboró en su Administración, tanto en la ciudad de Buenos Aires como en la Casa Rosada. En el «aviso», que aparece en el diario La Nación, « acompañan a toda la familia en este triste momento».

La actual ministra de Desarrollo de la Nación, Carolina Stantley, excompañera de trabajo, se sumó a las condolencias. «Recordaré tu calidez, sensibilidad y dedicación. Que descanse en paz», escribía el diario argentino. María del Carmen Cerruti de Zorreguieta, madre de Máxima e Inés, ha elegido el mismo medio para dejar un último mensaje de despedida a su hija menor.

Sin compromisos oficiales

Los Reyes de los Países Bajos suspendieron su agenda oficial hasta el lunes, día en que tienen previsto retomar las actividades. Al menos, Guillermo Alejandro de Orange, que tiene que cumplir con la visita de Estado a los países bálticos programada para el viernes próximo. La Reina no le acompañará a Estonia, Letonia y Lituania, aunque se desconoce si permanecerá unos días más en su tierra natal, Argentina, o regresará con sus hijas y su marido este fin de semana a Holanda. A la Reina le costará tiempo reponerse de este duro golpe, de tener que decir adiós a la pequeña de sus seis hermanos, con la que siempre tuvo una sintonía especial.

Inés Zorreguieta fue hallada muerta en su piso de Buenos Aires el miércoles sobre las 21.30 horas. Arrastraba una profunda depresión y problemas de anorexia. Se suicidó dos meses antes de cumplirse el primer aniversario de la muerte de su padre. Jorge Zorreguieta falleció a los 89 años después de luchar contra un linfoma.