Matt Damon
Matt Damon - GTRES

Matt Damon huye de Donald Trump y se muda a Australia

El actor estadounidense se ha cansado de las políticas del presidente de los Estados Unidos y quiere un lugar seguro para criar a sus cuatro hijos

MADRIDActualizado:

Donald Trump se ha granjeado más de un amigo a lo largo de los últimos años. Muchos rostros conocidos hicieron campaña en las presidenciales a favor de Hillary Clinton e, incluso, amenazaron con marcharse del país si salía elegido como nuevo mandatario.

Pocos cumplieron la promesa. Madonna fue una de las pocas que decidió hacer las maletas para irse a vivir a Lisboa con su familia, una determinación de la que no se ha arrepentido. Ahora, el actor Matt Damon ha decidido hacer lo mismo. Según «The Sunday Telegraph» y «Page Six», el actor se ha cansado del presidente y ha decidido refugiarse en Australia, concretamente a Byron Bye, un apacible pueblo de la costa donde también residen Elsa Pataky y Chris Hemsworth.

«Matt le ha dicho a sus amigos y colegas en Hollywood que se va a mudar con la familia a Australia porque el actor activista no está de acuerdo con las políticas de Trump», cuentan fuentes próximas a Damon. Una situación que no afectará a su trabajo, dicen las mismas fuentes, ya que está dispuesto a viajar.

También aseguran que el actor quiere un lugar seguro para criar, junto a su esposa Luciana Barroso, a sus cuatro hijos. Pese a las múltiples fuentes que lo han asegurado, Damon todavía no ha confirmado ni desmentido la noticia.

Otras de las razones que podría haber precipitado la decisión podría ser que intente escapar del acoso mediático al que se ha visto sometido tras unas declaraciones sobre el acoso sexual que hizo hace unos meses y que fueron algo polémicas. «Creo que hay un abanico de comportamientos. Existe una diferencia, ya sabes, entre tocarle el culo a alguien y una violación o abusar de un niño, ¿no? Todos tendrían que ser afrontados y erradicados sin duda, pero no habría que mezclarlos», dijo en una entrevista con ABC News. Y continuaba: «Vivimos en esta cultura del escándalo, que tendremos que corregir para poder decir: 'Espera un momento. Ninguno de nosotros es perfecto'».