Lo más privado de la baronesa

La exposición que ayer inauguraron la baronesa Thyssen y la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, es sin lugar a dudas la más privada de cuantas ha presentado Carmen Cervera. La más privada y

POR BEATRIZ CORTÁZAR. MADRID.
Actualizado:

La exposición que ayer inauguraron la baronesa Thyssen y la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, es sin lugar a dudas la más privada de cuantas ha presentado Carmen Cervera. La más privada y seguramente la más emotiva, puesto que la muestra réúne algunas de las piezas que los artistas Juan Alberto Soler Miret y Mercedes Lasarte han realizado para la familia Thyssen.Un total de treinta obras (quince por cada autor) conforman esta exposición, que permanecerá abierta al público durante un mes.

De todo lo presentado llaman poderosamente la atención los retratos que Soler Miret ha realizado de los Thyssen y, especialmente, el cuadro mural en el que aparece toda la familia en una escena colonial. La historia de esta obra es tan curiosa como el resultado. «Mi primer trabajo para los barones -comenta Soler Miret- fue el retrato que hice a Borja cuando tenía siete años. Después me encargaron un mural para decorar la zona de la piscina cubierta que estaban construyendo en su casa de La Moraleja, hace ya algo más de veinte años. Tras varias conversaciones me dijeron que querían una pintura decorativa con ambiente colonial a juego de los muebles, una mezcla entre la obra del «aduanero» Henri Rousseau y las pinturas de Agostino Brunias. La primera idea fue recrear una imagen de un mercado de frutas exóticas, pero a los barones no les convecía eso de tener unas caras ajenas en su casa. Una tarde les comenté medio en broma que eso tenía fácil solución poniendo sus propias caras en esos cuerpos, y al final la idea gustó; lo único que cambié fue la escena puesto que no iba a ponerles vendiendo cocos. Por eso opté por recrear un «conversation pieces», una escena familiar, puesto que todos los que aparecen en esta obra son miembros de la familia: los barones paseando a las dos panteras que años atrás compró el barón con su segunda esposa, y que solía pasear cuando eran cachorros por el Bois de Boulogne de París; el hermano de Tita, Guillermo, a caballo; su madre con Borja paseando detrás... Hasta el lorito que lleva Borja era de la casa», comenta el autor.

Pero ése no es el único retrato familiar. Aparte de los dos cuadros de Borja hay otro de los dieciséis perros que tenían los Thyssen en San Feliú «y otro más actual de los cuatro perros que tiene todavía Borja», añade Soler Miret, quien recuerda cómo se quedó de contento el barón cuando vio la manera en la que había pintado a sus dos preciadas panteras en el citado mural. «Una vez comentó en público cómo había conseguido retratar tan bien a sus panteras sin haberlas visto nunca», confiesa.

La relación del artista con los Thyssen va más allá de lo puramente profesional, al igual que ocurre con la pintora argentina Mercedes Lasarte; le une con la baronesa una estrecha amistad de más de veinte años. La obra de Lasarte, de estilo fauvista, también recoge retratos de familia carcaterizados por el enorme colorido que la autora plasma en sus lienzos y que nada tiene que ver con el estilo realista de la obra de Soler.

Pero, sin duda, uno de los cuadros que más interés despierta estos días en Marbella es el retrato de las hijas de la baronesa, que firma Soler. Aunque las niñas apenas tenían un año -el próximo junio cumplen dos-, la baronesa quiso inmortalizar sus rostros de bebé antes de que cambiaran. «Nunca había hecho un retrato de unas niñas tan pequeñas. Hoy están muy cambiadas, con su melenita. En el cuadro aparecen sentadas y de la mano. Son preciosas», cuenta.

De lo que no cabe duda es de que se trata de la colección más privada y sentimental de la baronesa. A fin de cuentas, esos cuadros son los que cuelgan de las paredes de su casa. De ahí que sea lo más íntimo y lo más entrañable de Carmen Cervera y familia.

EFE

La baronesa Thyssen y la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ayer durante la presentación de la exposición en la localidad malagueña