Mario Casas y Blanca Suárez, cuando los paparazis son ellos

Son discretos y prefieren pasar inadvertidos. Ella nunca ha hablado de sus parejas

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Blanca Suárez es una de nuestras actrices más mediáticas y reconocidas internacionalmente. Despegó profesionalmente en «El Internado», donde compartió reparto con Ana de Armas, que se ha convertido en la nueva chica Bond. A las dos les ha ocurrido lo mismo: conforme empezaban a triunfar profesionalmente, más reservadas se volvían con su vida privada. Ana de Armas estuvo casada dos años con Marc Clotet y, tras el divorcio, se instaló en Los Ángeles. Ahora mantiene una relación con el artista Alejandro Piñeiro, con quien comparte raíces cubanas.

Aunque Blanca Suárez siempre se ha querido guardar para ella sus estados sentimentales, desde que mantuvo una relación con el cantante Dani Martin, ha estado en el objetivo de los paparazzi. Prefiere que en la prensa se de por hecho que está con alguien a hacer una declaración que sabe que se convertirá en un titular simplemente por decir que está ilusionada o enamorada de alguien.

Lo podría haber hecho con el actor Joel Bosqued, con quien estuvo un par de años. No se escondían: se les vio haciendo la compra, yendo al cine, paseando a los perros, entrando y saliendo de su casa... Pero Blanca se resistió a hablar de él.

Lo mismo le ocurre ahora con Mario Casas. Llevan juntos algo más de un año, se les ha visto paseando por Madrid, compartiendo cenas románticas y de fiesta con la familia de Casas. La Semana Santa la pasaron en Tanzania, donde no han publicado fotos juntos en redes, pero sí en los mismos lugares. Con los años, Blanca ha aprendido a esquivar preguntas sobre sus parejas. Blanca, si habla, es sobre su trabajo, rutinas de belleza, o de lo mucho que le gustan los espaguetis. Es su forma de hacer ver que ella solo interesa por los papeles que interpreta.