Pablo Picasso
Pablo Picasso
Esas cosas buenas... (del verano)

La marinière

De Picasso a Briggite, de Coco a Sophia Coppola

Actualizado:

No hay personaje bohemio y artista que no haya lucido la camiseta marinera. Que levante la mano la francesa que no haya tenido una. Y es que cada seis o siete años la marinière se volvía a poner de moda, hasta que -de una vez por todas- se ha convertido en un clásico del guardarropa veraniego.

La marinière nació como prenda de protección para los marineros en Francia en 1830, en Bretaña y la Costa Azul. En 1900 comenzó a formar parte de su uniforme, ya que el algodón se tricotaba de modo tupido para llegar a ser casi impermeable. Sus rayas horizontales blancas y azules son inconfundibles.

Pero la que puso de moda la prenda fue Coco Chanel en sus veranos de Deauville a principios del siglo XX. Mademoiselle adoptó inicialmente la prenda del guardarropa de su novio, Boy Capel, quien a su vez había copiado la prenda de los marineros locales. Cuando Coco abrió su primera tienda en Deauville y más tarde en Biarritz, popularizó este tipo de prenda sencilla y masculinas hechas de materiales baratos que inmediatamente causaron una revolución en la moda femenina francesa.

En los años 30, Chanel iba a todos lados con su marinière. Y después de ella, Picasso, que vivía no muy lejos de Coco en la Costa Azul se hizo con un uniforme idéntico. Luego llegaron Brigitte Bardot, Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor, Natalie Wood, Jackie Onassis, Jean Seaberg, Inés de la Fressange,Sofia Coppola, Charlotte Gainsbourg, Kate Moss y Sarah Jessica Parker. La marinière es ya inmortal.