Terelu junto a María Teresa, Carmen Borrego y Bigote Arrocet
Terelu junto a María Teresa, Carmen Borrego y Bigote Arrocet - EFE

María Teresa Campos reaparece para apoyar a Terelu

No quiso perderse la puesta de largo de las memorias de su hija Terelu

MADRIDActualizado:

Se encuentra muy recuperada del ictus que sufrió el pasado mes de mayo, así que María Teresa Campos (76 años) no quiso perderse la puesta de largo de las memorias de su hija Terelu (51) -que ha co-escrito con el periodista Kike Calleja-, el pasado miércoles en el hotel Villamagna de Madrid. Acompañada por su novio, Edmundo «Bigote» Arrocet (67) y del resto de su familia, la veterana periodista estuvo en la presentación del libro que corrió a cargo de sus colegas Alfredo Urdaci y Rosa Villacastín. Sin embargo, y agobiada por el revuelo que entre los medios despertó su presencia, decidió no quedarse al cóctel que posteriormente se sirvió en el jardín.

Terelu, la protagonista de la velada, se mostró pletórica y dicharachera. Explico que, desde que la diagnosticaran un cáncer de mama, quiso afrontar su estado «con normalidad» y agradeció que nadie en su trabajo le hiciera sentirse «como una enferma». Tuvo palabras cariñosas para Alejandro Rubio, su exmarido -situado en primera fila- y también para Beatriz, la novia de este, quien murió de cáncer meses atrás. «He querido rendirle un homenaje y a Alejandro le ha parecido bien», señaló.

También se refirió al suicidio de su padre, cuando ella tenía 18 años, hecho sobre el que habló largo y tendido con Kike Calleja para la elaboración de sus memorias. «Han sido muchas horas de conversación con Kike, no siempre agradables. Hemos llorado y nos hemos divertido, pero por fin me he puesto frente al espejo para ver mi alma y mi cuerpo sin cerrar los ojos».