La presentadora de TV, siempre radiante
La presentadora de TV, siempre radiante - ABC

María Teresa, ingresada tras sufrir una isquemia cerebral

La presentadora se mareó en la ducha y fue atendida por las empleadas de su casa. Ahora permanece en observación

MADRIDActualizado:

Máxima preocupación por la evolución de María Teresa Campos, es la que hay en estos momentos tras sufrir este martes por la mañana una «isquemia cerebral en territorio vertebrobasilar», como reza el comunicado que envió el doctor José Ángel Cortés Márquez del hospital universitario Fundación Jiménez Díaz, donde permanece ingresada en la Unidad de Ictus que dispone el centro «consciente clínica y hemodinámicamente estable», como se aclara en ese texto.

Según explican amigos de la presentadora fue el martes por la mañana cuando María Teresa sufrió un mareo tras ducharse. Tenía intención de acudir a un acto que organizaba su amiga Isabel Gemio en la tienda de Teria Yabar para recaudar fondos para la Fundación que creó con el fin de ayudar a la investigación de enfermedades raras y donde María Teresa había donado un vestido que lució en una entrega de premios y que firma el diseñador Alejandro de Miguel. A pesar de que llevaba una racha muy baja de tono y más tras la participación de su novio Edmundo «Bigote» Arrocet en el programa «Supervivientes» al final optó por salir de casa y arreglarse para apoyar esa causa. Cuentan que las empleadas domésticas que subieron a ver qué pasaba tras sufrir un mareo se alertaron mucho por la expresión que María Teresa tenía en la cara y de allí que avisaran para trasladarla de urgencias al Hospital la Luz donde tiene a su neurólogo y oncólogo.

María Teresa estuvo en la UVI donde en seguida tomaron las medidas necesarias para tratar esa dolencia mientras sus hijas, nietos, personal de confianza y hasta una amiga esperaban la decisión de los médicos. A la vista de cómo estaba decidieron trasladarla a la Fundación Jiménez Díaz, donde se dispone de una Unidad especial de Ictus, que es donde permanece atendida y en observación. Las primeras 72 horas son fundamentales para evaluar las consecuencias que pueda dejar esa isquemia y por riesgo de que pudiera repetirse.

Según fuentes cercanas a la familia, María Teresa siempre ha estado consciente y su preocupación era sobre todo por la visión del ojo derecho. El traslado en ambulancia se vivió con cierta tensión ante la presencia de fotógrafos en la puerta de La Luz y de ahí que decidieran cubrir a la presentadora con una sábana para evitar esa imagen.

Demasiadas preocupaciones

Los amigos de María teresa hablan sobre las muchas preocupaciones que tiene en los últimos tiempos y de ahí que hay queien considere que el sufrimiento emocional también tiene sus consecuencias. Tras la muerte de su hermana pequeña, Araceli, María Teresa ha tenido muchos momentos de angustia y a eso se une una serie de problemas como la deuda que mantiene con hacienda, las críticas recibidas tras protagonizar un «reality» con sus hijas, la retirada de la parrilla de su programa «Qué tiempo tan feliz», espacio que en breve ocupará la periodista Toñi Moreno, y la marcha de Bigote Arrocet a «Supervivientes» a pesar de su enfado.

«María Teresa lo estaba pasando muy mal porque gestiona fatal las críticas y todo le afecta de una forma extraordinaria. A pesar de su edad y su experiencia es muy vulnerable a la opinión de cualquiera y sufre muchísimo con todo, pero especialmente la separación todo este tiempo de su novio la tenía desconsolada», dice una fuente cercana.

Las hijas autorizaron que el médico enviara ese comunicado conscientes del eco que iba a tener la noticia y para evitar que se lanzaran informaciones erróneas.