María Teresa Campos, ahogada por los problemas económicos

Hace unos meses decidía subastar algunos de los muebles de la casa y se quedaba únicamente los de la zona habitada por ella

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El «clan Campos» atraviesa uno de sus momentos más complicados. Carmen Borrego decidía hace unos meses abandonar su trabajo en «Sálvame», sintiéndose ridiculizada por sus compañeros. Posteriormente era Terelu Campos la que, siguiendo los pasos de su hermana, dejaba su trabajo. A esto se suma además que la relación entre ambas se encuentra en una fase delicada.

Pero si el verano a sido difícil para todas, María Teresa Campos es quien «se lleva la palma». Y es que la presentadora ha tenido que ver cómo su vida se veía expuesta y cómo sus excompañeros y personas de su entorno opinaban sobre la supuesta crisis de su relación con Edmundo Arrocet y las presuntas deslealtades del humorista con otras mujeres.

Pero por si todo esto fuera poco, hoy, la revista «Lecturas» desvela en sus páginas los serios problemas económicos que estaría atravesando la que en su día fuera una de las reinas televisivas de las mañanas. Así, habría decidido tomar cartas en el asunto, empezando por bajar el precio de la casa que tiene en venta desde hace cuatro años en Las Rozas. Una mansión que requiere un gasto de mantenimiento de unos 8.000 euros mensuales y por la que pedía 4,3 millones de euros. «Teresa está dispuesta a negociar a la baja si alguien le hace una oferta en firme», informan desde la publicación.

Además, hace unos meses decidía subastar algunos de los muebles de la casa y se quedaba únicamente con los de la zona habitada por ella. Las otras estancias, destinadas en el pasado a sus hijas y nietos, están ya vacías. No obstante, «María Teresa se ha visto obligada a volver a vender pertenencias y a reducir gastos hasta hoy imprescindibles para ella». Por otro lado, 25.000 euros se le habrían ido en el alquiler de una casa a la que jamás ha ido a vivir y que alquiló hace unos meses mientras intentaba vender la suya, otro gasto que habría decidido cortar ante su delicada situación económica.

Ahora, la televisiva ha decidido ir un paso más allá y reducir también otro tipo de gastos. Según «Lecturas» «se ha abonado a Cabify con el fin de que su chófer, que la acompañaba a todas partes, pueda librar más días.