El misterio de Ana María Aldón agita la rutina de Sanlúcar
Ana María Aldón - archivo

El misterio de Ana María Aldón agita la rutina de Sanlúcar

La novia de José Ortega Cano tiene una hija de otra relación y está divorciada

cádiz Actualizado:

Sanlúcar se convierte en un hervidero de rumores que intentan desgranar la personalidad de Ana María Aldón, la futura madre del hijo biológico de Ortega Cano.

«Por mucho que os quedéis ahí, ella no va a aparecer. Ya hace casi 15 días que no la veo por aquí. Mira cómo se asoman para comprobar con quién hablo», al rato esta vecina de la zona donde Ana María Aldón tiene su frutería en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), pasa por delante del establecimiento y pregunta: «¿Tienes un melón dulce?». Luego sigue su camino, bajo la atenta mirada de todos los que se encuentran en el lugar. Y es que una especie de histeria colectiva se ha apoderado de este sitio. Resulta curioso ver cómo los clientes antes de entrar giran la cabeza de un lado a otro en busca de periodistas, al igual que los residentes que salen de sus domicilios. Los localizan, los señalan, los evitan. «Yo vi cámaras y decidí dar toda la vuelta a la manzana para llegar a mi casa».

Y es que desde que se anunció el embarazo de Ana María y que el padre es el diestro José Ortega Cano, el enclave se ha convertido en un rosario de rumores, de cámaras de vídeos, de fotos, de micrófonos y todos ellos con un objetivo común, conocer algo más a esta misteriosa mujer que ha surgido de la nada, para convertirse en la portada de revistas, periódicos y cabeceras de programas de televisión.

¿Quién es ella?

Lo que se sabe es que tuvo una relación con un chico joven que dio como fruto una hija, y que después tuvo un agitado matrimonio. A partir de ahí varias relaciones hasta dar con el diestro. Pero antes de entrar en ello en profundidad, ¿cómo es? Su entorno más cercano la aleja mucho de todo lo que se ha especulado en los últimos días.

La señalan como una persona fuerte y decidida, seria y educada. Emprendedora ya que regenta un local de alimentación y que se preocupa por los suyos, en especial por su hija. Ahora bien, para el resto se trata de una persona cerrada, distante y un poco «malaje». Sea como sea, lo cierto es que se trata de una persona que no pasa desapercibida por allí por donde pasa, por ello la conoce todo el mundo aunque sean muy pocos en Sanlúcar los que traten con ella realmente.

c. cherbuy
c. cherbuy

Ellos son los que sufren con todo lo que se ha montado. Su familia está asimilando el «boom» periodístico como buenamente puede, en especial su hermana Celia, que trabaja en la frutería. «La pobre está pasándolo muy mal. Ha habido ocasiones en las que le ha costado contener las lágrimas por todo lo que se ha dicho y por la presión de los medios, que han llegado a entrar en la tienda sin respetar su espacio», asegura una clienta.

Y es que Ana María Aldón está «en boca de todos aquí en Sanlúcar. Dicen que hay gente llamando a los programas en busca de dinero, porque aquí no hay nada y quieren hacer negocio». El «dicen por ahí» se ha convertido en la coletilla de cada conversación. «Dicen por ahí que el hijo es in vitro», «dicen por ahí que ella lo quiere para lo que lo quiere», «dicen por ahí que ya ha conseguido lo que estaba buscando». Pocos apuestan por la relación y se extraña que se haya creado un vínculo tan cercano en tan poco tiempo. «Para nada veo a Ortega Cano con una mujer como ella, que llama tanto la atención».

Pero entre tanto cuchicheo se encuentran algunas pistas del pasado de Ana María. En este caso el resto de sus relaciones más allá de un banderillero que la gente de la localidad gaditana asegura que «saltará al ruedo televisivo en breve». Porque los rumores también apuntan a una persona de etnia gitana, que es posible que igualmente sucumba a los focos, y a un compañero de profesión que regenta otro establecimiento en el municipio. ABC llegó a contactar con esta persona que prefirió mantenerse en el anonimato y no decir nada sobre Ana María, por el momento, el único.