La cantante Malú y el músico Pepe de Lucía
La cantante Malú y el músico Pepe de Lucía - GCT

Malú no levanta las persianas

La cantante lleva diez días recluída en su casa desde que saltó la noticia de su posible romance con Albert Rivera. Sólo su madre ha dado la cara

Pilar Vidal
Actualizado:

A Malú (36 años) le está pasando factura su posible romance con Albert Rivera (39) y esta teniendo un postoperatorio del tobillo más duro de lo que ella había podido imaginar. Aunque ya sabemos que le han quitado los puntos gracias a su madre, porque la cantante hace diez días que no se atreve a pisar la calle y no ha recibido ninguna visita más que la de su progenitora, Pepi Benítez. El único miembro de la familia que se ha pronunciado a pesar de no haberlo hecho jamás, pero no tuvo más remedio que contestar a los reporteros que hacen guardia desde hace días a las puertas del domicilio de su hija.

Pepi confesó que no habla con Malú de esas cosas, refiriédonse a su idilio con el líder de Ciudadanos, pero sí estuvo acertada para piropearle por lo que pueda pasar: «No está nada mal el muchacho». No tuvo un buen gesto cuando se le preguntó por las declaraciones de su exmarido, el cantaor Pepe de Lucía, en las que decía que ya conocía a Albert Rivera y habían hecho planes juntos. Aunque esto va ser más que improbable a tenor de lo publicado por José de Santiago en la revista «Corazón», en la que asegura que padre e hija llevan años distanciados, ya que Malú se posicionó al lado de su madre tras el divorcio. A la vez que matizaba que conoce al político, porque coincidieron una vez en el teatro pero nada más.

Tanto hermetismo ha provocado que salgan a la luz detalles de la personalidad de la cantante que la describen como una mujer con mal carácter, aunque otros lo achacan a su timidez. No se relaciona con sus vecinos y, tal y como le confesaron a un reportero de «Sálvame», siempre tiene las persianas de casa bajadas, tanto si está como si no está dentro de la vivienda. Incluso la propietaria de la casa colindante aseguró que, a pesar de los años que llevan compartiendo pareado, nunca se han saludado.

Tampoco parece que el impacto mediático del idilio haya tenido efecto a corto plazo en la formación naranja. Según la última encuesta del CIS en intención de voto, el PP recuperaría la segunda posición a costa de Ciudadanos.

Gonzalo Miró

Otro que tampoco ha querido pronunciarse sobre la cantante ha sido su ex Gonzalo Miró, con el que tuvo una relación de casi tres años de la que tampoco se manifestó mientras duró aunque se les pudo pillar juntos paseando por el campo o saliendo de cenar de algún restaurante. Este jueves Miró asistía a un evento presentación de la nueva plataforma que emitirá el mundial de MotoGP, Dazn. Allí aseguró no saber nada de su ex, pero fue muy hábil contestando a una perspicaz pregunta de la reportera de «Cuatro al día», que le espetó: «¿En un team con Malú versus Amaia con quien se quedaría?» A lo que Miró respondió: «Yo a Amaia le tengo mucho cariño», refiriéndose a la exvocalista de la Oreja de Van Gogh con la que también tuvo una relación y a la que Malú tachó de gorda en las redes sociales. Vamos, que con Malú no tuvo un final dulce, a tenor de su repuesta.

Algunos apuestan a que la cantante estaría pensando incluso mudarse de casa. Mientras tanto, mantiene las persianas bajadas y tararea en su interior una de sus canciones «Otro día más aquí en mi vida... Esperando tu llamada para vernos a escondidas».