Las lujosas exigencias de Pavarotti en su gira de despedida de los escenarios

Sidney. Efe
Actualizado:

El tenor italiano Luciano Pavarotti, que llega mañana a Australia en una de las últimas etapas de su gira mundial de despedida, ha sorprendido por las lujosas demandas exigidas durante su estancia en este país.

El cantante de ópera que aterrizará el miércoles en la ciudad de Melbourne, tendrá seis limusinas esperándole en el aeropuerto para trasladarle junto con todo su equipo a un lujoso hotel, según informan hoy los medios locales. En el establecimiento hotelero, además de una suntuosa cocina con todos los enseres necesarios, el cantante espera encontrar botellas de oxígeno y humidificadores.

Pavarotti ha elegido Melbourne como base de su gira australiana pero ha exigido un avión privado Challenger 601/04 para acudir a sus citas de Sydney, Brisbane y Perth. Durante las actuaciones Pavarotti contará con un pequeño coche eléctrico que le trasladará desde el escenario hasta el camerino.

Melbourne, es la ciudad australiana favorita del tenor porque, como ha declarado en varias ocasiones, fue ahí dónde se "convirtió en un cantante de verdad", tras su debut en 1965 junto a la diva australiana Dame Joan Sutherland. Pavarotti, viajará a continuación a Nueva Zelanda y Hong Kong, dónde tiene previsto cerrar su gira mundial de despedida.

El cantante que cumplió 70 años el 12 de octubre, no estará acompañado en esta ocasión por su esposa, Nicoletta Mantovani, de 35 años ni de su hija Alice, de 2 años.