La llegada del cuarto hijo de Luis Alfonso de Borbón alivia unas fechas amargas

En unos días que el duque de Anjou recuerda con dolor, el nacimiento del pequeño Enrique supone una alegría

MADRIDActualizado:

«Tengo el placer, junto a Margarita, de anunciaros el nacimiento de Enrique de Jesús, nuestro cuarto hijo». Con este comunicado en su cuenta de Instagram, Luis Alfonso de Borbón anunciaba el pasado 1 de febrero el «alumbramiento» del benjamín, quien pesó 4,200 kilogramos y midió 53 centímetros.

Esta semana la revista «¡Hola!» publicaba las primeras imágenes del hijo de Carmen Martínez-Bordiú saliendo del Hospital Presbiteriano de Lenox Hill, situado en el Upper East Side de Manhattan, junto a su esposa Margarita Vargas. Felices e ilusionados, abandonaban el lunes el centro médico acompañados por su primogénita, Eugenia, de 11 años, y por la madre de Vargas, Carmen Leonor Santaella. En un capazo llevaban al pequeño Enrique de Jesús. En su apartamento neoyorquino les esperaban los mellizos Luis y Alfonso, de 9 años.

Los duques de Anjou viajaron con sus hijos a Nueva York el pasado mes de diciembre para pasar la Navidad y esperar allí hasta que naciera el pequeño. Su llegada al mundo en Nueva York permitirá al niño tener la doble nacionalidad: la española de origen y la estadounidense. Lo mismo les ocurrió a sus hermanos, Eugenia, quien nació en Miami, y a los mellizos, que también llegaron al mundo en Nueva York. Sin embargo, que su cuarto hijo tenga también la doble nacionalidad no es la razón principal de que se hayan desplazado hasta allí. Según ha podido saber ABC, la razón por la que decidieron que Vargas diera a luz en el Hospital Presbiteriano de Lenox Hill ha tenido que ver con el ginecólogo que le ha asistido en todos los partos y que ahora trabaja en este exclusivo centro de Nueva York. Una clínica privada donde el coste por un alumbramiento puede superar los 10.000 dólares (8.800 euros).

A quien no se ha visto en las imágenes que han trascendido ha sido a Carmen Martínez-Bordiú, quien recibía expectante la buena nueva desde su residencia a las afueras de Cascais (Portugal). Según confirma a ABC, la duquesa de Franco está muy ilusionada con la llegada de su quinto nieto. «Le conoceré cuando vuelvan a España», ha comentado. Aunque de momento están en Nueva York, no tardarán en regresar. O por lo menos así lo desea la abuela paterna de la criatura, quien espera ver al pequeño muy pronto.

La llegada de Enrique de Jesús se ha producido en unas fechas repletas de recuerdos tristes y de desconsuelo en la vida de su padre. Así lo ha ido expresando Luis Alfonso de Borbón en su cuenta de Instagram. Dos días antes de conocer a su cuarto hijo, el duque de Anjou recordaba a su padre, Alfonso de Borbón y Dampierre. El duque de Cádiz falleció el 30 de enero de 1989 en un trágico accidente mientras esquiaba en Beaver Creek (Colorado). «Sigues siendo mi referencia como persona, como trabajador, como deportista, como padre y seguro que lo hubieras sido como abuelo», decía su hijo, para después concluir: «Gracias por tu amor incondicional, la educación que me diste y los valores que me transmitiste, que a su vez trato de inculcar a Eugenia, Luis, Alfonso y a tu próximo nieto que está por llegar. Siempre te llevaré conmigo».

La ausencia de su hermano Francisco

El 4 de febrero, Luis Alfonso también dedicaba unas palabras a su abuelo, Cristóbal Martínez-Bordiú, por el aniversario de su muerte, en 1998. A «Cris» le cuenta que, «tras días de mucha emoción» con la llegada de su bisnieto, siempre le estará agradecido a él y a «Man» -como llamaba Luis Alfonso a su abuela Carmen Franco-, por haberle acogido en su casa «en el momento más difícil» para darle cariño.

Sin duda uno de los momentos más duros en la visa de Luis Alfonso y de su madre fue el 7 de febrero de 1984, cuando un terrible accidente de tráfico acabó con la vida de su hermano Francisco de Asís de Borbón y Martínez-Bordiú a los 11 años. El jueves, cuando se cumplían 35 años de su muerte, Luis Alfonso expresaba sin reservas lo mucho le echa de menos. «Cuántas cosas han pasado que hubiera querido compartir contigo. Me haces mucha falta y siempre te tendré presente. Tu hermano que te quiere», publicó en Instagram, junto a una imagen donde él aparece junto a su hermano y su padre.

Ahora, la llegada del pequeño en estas fechas ha servido para que su familia continúe canalizando el dolor y alimentando el recuerdo y el amor por los que ya no están.