Belen Diaz

Llega un nuevo miembro al clan Preysler

Tras el nacimiento de su primer hijo, Ana Boyer y Fernando Verdasco se instalan en la casa de Isabel Preysler en Puerta de Hierro. Volverán a Doha cuando ella se recupere. Será un bebé trotamundos

MadridActualizado:

Para Isabel Preysler «tener un bebé en casa es siempre un privilegio». Así lo expresaba el pasado mes de enero, cuando el programa de Anne Igartiburu se reunía con la socialite en su casa de Puerta de Hierro. «Juego mucho con mis nietos. Me encanta achucharles. Aunque ellos no quieran, fuerzas ahí todo lo que puedes», comentaba, en referencia a sus cuatro descendientes, que viven en Estados Unidos, y al que estaba por venir.

Ahora Preysler ya tiene otro nieto al que abrazar. Ana Boyer (29 años) daba a luz, a las 21:00 horas del pasado martes, a su hijo Miguel por parto natural, que asistió el ginecólogo Daniel Ordóñez. El bebé pesó 2,900 kg. Ayer, Boyer y Fernando Verdasco (35) salían del Hospital Ruber Internacional pasadas las dos del mediodía portando al pequeño en un capazo que cubrieron con una toquilla.

Los medios gráficos llevaban en la puerta del centro médico desde primera hora de la mañana, porque la salida de la pareja estaba prevista para las doce. Sin embargo, a esa hora el médico todavía no había pasado por la habitación para darle el alta a la hija de Preysler y del desaparecido Miguel Boyer. Cuando faltaba un cuarto de hora para la una del mediodía, desde el hospital informaron a la prensa que ya salían. Al parecer, a Verdasco se le había olvidado pasar por administración para liquidar los gastos médicos y de estancia de los cuatro días que habían permanecido en el hospital.

Preysler, el martes, a su salida del hospital
Preysler, el martes, a su salida del hospital - USG

Todo estaba solucionado a las dos y cuarto de la tarde, cuando Boyer y Verdasco salieron con el pequeño, saludaron de lejos a los fotógrafos y se metieron en un coche estratégicamente situado para que las cámaras tuvieran poco margen de acción. Incluso se llegó a pensar que un hombre con un polo rosa habría salido al mismo tiempo que ellos para impedir, todavía más, las instantáneas de la pareja.

Entre que llegaban y no, en Puerta de Hierro todo estaba preparado para dar la bienvenida al pequeño Miguel, que será el nieto del que más pueda disfrutar Isabel Preysler, ya que Alejandro y Sofía -hijos de Chábeli Iglesias y Christian Altaba- y Nicholas y Lucy -los mellizos de Enrique Iglesias y Anna Kournikova- viven en Estados Unidos. Tamara Falcó y Julio José son los únicos descendientes de Preysler que aún no se han estrenado como padres.

Muy unida a su madre

Pese a su residencia en Doha y su vida nómada por el hecho de seguir a su marido a los torneos que cada semana tiene en una ciudad diferente, Ana está muy arraigada a España y muy unida a su madre. De hecho, antes de casarse, dejó el piso que había alquilado con Verdasco en la colonia El Viso para volver a Puerta de Hierro, el lugar donde creció; y ahora, cada vez que vienen a España, la pareja se instala en la casa familiar. Por eso la reina del papel cuché les ha acondicionado dos estancias de la mansión para ellos y el pequeño.

Miguel devolverá a esa casa el esplendor y alegría de hace años, cuando estaba llena de críos. Estos días se convertirá en escenario de grandes acontecimientos familiares. Acostumbrada a arengar a su prole por Navidad en la residencia de Chábeli de Miami, Preysler reunirá durante estos días a los suyos en su propio domicilio, donde todos han crecido, ya que irán llegando para conocer al bebé.

Hoy finaliza el VIII Congreso de la Lengua Española en Córdoba (Argentina), donde se encuentra Mario Vargas-Llosa, por lo que el Premio Nobel podría hacer coincidir su vuelta a casa con la llegada de Chábeli, quien está previsto que desembarque en Madrid esta semana con sus hijos. Quizá coincida con Julio José y Charisse Verhaert y con Enrique y Anna Kournikova y sus hijos.

El acontecimiento más social también tendrá lugar allí. Y es que, lo más probable es que estos días Ana y Fernando posen para presentar al pequeño a los lectores de su revista de cabecera, una exclusiva que podría llegar a los kioskos el próximo miércoles.

Quienes no estarán, y tampoco se les espera, son Laura y MiguelBoyer Arnedo, hermanos de Ana, fruto del primer matrimonio de Miguel Boyer con la ginecóloga Elena Arnedo. Las relaciones entre hermanos nunca fueron buenas y se agravaron tras la muerte del «superministro» y con la liquidación de su herencia, aunque Boyer dejó escrito en su testamento que todo se repartiera en partes iguales entre los tres.

Todas las visitas que la pareja no ha recibido en el hospital, amigos incluidos, las disfrutará en casa. Además de Preysler y Tamara, los que han estado cada día cerca de la pareja han sido los familiares del tenista. A José Verdasco y Olga Carmona, los padres de Fernando, se les ha visto muy felices e ilusionados, igual que a Sara, la hermana del tenista. Miguel es un bebé muy esperado y, además, es el primero de una nueva generación de la familia Verdasco. Un bebé que se convertirá en un trotamundos en cuanto su madre se recupere del parto.