Kiko Matamoros y Makoke

La llamada que cambió el destino del matrimonio Matamoros

Makoke desvela en «GH VIP» el momento en el que le dijo al colaborador de televisión que no quería verle más

Actualizado:

Después de dos décadas juntos de aventuras y desventuras, pocos esperaban que Kiko Matamoros y Makoke pusieran fin a su matrimonio y menos, de la manera en la que la televisiva lo hizo. Fue a través de una llamada de teléfono cuando la madre de Javier Tudela le dijo al defensor de la audiencia que no quería verle más, como así ha asegurado en «Gran Hermano VIP».

«Estábamos en Málaga y él se iba a Madrid para hacer el defensor de la audiencia. Yo le llamé por teléfono, yo estaba en casa de mi madre, y le dije que no quería volver verle. Y desde entonces no le he visto», ha asegurado en el programa de Telecinco. ¿La razón? Makoke pensó que sería la manera menos dolorosa de hacerlo para los dos.

Dicha llamada se produjo el 7 de agosto a raíz de un hecho que no quiso narrar. «Lo que pasó ese día fue una tontería pero a mí me marcó. Fue una decepción. Supe que no había marcha atrás. Cerraba el capítulo de mi vida y lo hacía para siempre», desveló Makoke.

Llevaban unos meses muy difíciles. Las cosas ya no eran como antes, pese a que asegura que lo intentaron: «Puse toda la carne en el asador. Intentamos volver a ser felices como éramos antes del 2009 pero no lo logramos». Pese a la ruptura, la televisiva asegura que Kiko Matmoros es el amor de su vida, aunque no se cierra a encontrar la felicidad en los brazos de otro hombre.

Formaban una de las parejas más estables del panorama televisivo, ni los innumerables frentes y situaciones familiares les habían dividido. Siempre habían conseguido superar todos los baches del camino. Hasta ahora. Los últimos meses supusieron un desgaste importante para la pareja. Los problemas con Diego Matamoros y los desprecios de este hacia la hija de Kiko Matamoros y Makoke, Ana, supusieron un punto y aparte entre ellos. Puede que la puntilla para Makoke fuese ver como, después de criticar a su hija con dureza, Kiko Matamoros hiciese de tripas corazón y acudiese igualmente a la boda de su hijo con Estela Grande.