Lisi Fracchia, en la residencia del embajador de Argentina
Lisi Fracchia, en la residencia del embajador de Argentina - BELÉN DÍAZ

Lisi Fracchia, la autora de los pendientes de esfalerita española que han conquistado a Doña Letizia

«Lo que más me gusta de la Reina es que ayuda a todas las marcas a dar a conocer sus productos», cuenta la joyera a ABC

MADRIDActualizado:

La vida de Lisi Fracchia es un claro ejemplo que sirve para consolidar esa idea de que nunca se debe planificar nada. Cuando esta joyera afincada en Madrid comenzó a impartir clases de inglés en su Catriel natal, en la Patagonia argentina, nada de hacía presagiar que quince años después empezaría a viajar por distintos países estudiando las gemas de cada lugar que visitaba. Tampoco que acabaría diseñando piezas en exclusiva para la Reina Letizia y Máxima de Holanda. Conoció a su marido en una de sus clases de inglés y, al poco tiempo de formalizar su relación, a él, que es geólogo y físico, le trasladaron a Madrid. «Cuando llegué a España quería hacer algo diferente, que no tuviera que ver con la enseñanza», contaba Lisi Fracchia a este periódico hace unos días en la residencia del embajador de Argentina, donde expuso algunas de sus colecciones. «Me dirigí entonces al Instituto Gemológico Español (IGE) y allí comencé con un curso de perlas», añadió. De aquella primera toma de contacto, creó una colección de 60 collares de perlas inspirados en 60 mujeres que para ella son importantes. «Esa colección fue muy bien recibida y me animó a seguir estudiando». Cuando se decidió a estudiar Gemología en el IGE, Lisi tuvo que mudarse a Brasil. «Es el paraíso de las gemas, fue muy divertido ir conociéndolas todas y allí me seguí formando y sacando colecciones», recuerda. Fue allí cuando lanzó su colección «bahianas», que tuvo una gran acogida.

Los Reyes, el pasado mes de junio, en Nueva Orleans
Los Reyes, el pasado mes de junio, en Nueva Orleans - CASA REAL

Con el tiempo llegaron «Glaciares Patagónicos», «Illetas» o «De puente a puente», colecciones basadas en su tierra natal, la isla de Mallorca y los puentes de Bilbao. Pero a Fracchia lo que más le gusta es crear modelos exclusivos. «Me encanta producir colecciones, pero me gusta que venga una clienta al estudio y poder decirle qué gemas le sientan mejor dependiendo del color de sus ojos, de su piel o del cabello». Dice Fracchia que a las mujeres las compara con gemas, por eso, a Juliana Awada, la primera dama Argentina, la ve con unos pendientes sencillos que lleven diamantes. «Solo sería un detalle, muy simples y sencillos, porque ella es muy discreta». A Meghan Markle también la ve con diseños «pequeños y delicados» que lleven diamantes, pero también onix y cuarzo ahumado, «piedras que resalten el tono de su piel y sus ojos».

Y hablando de «royals», Fracchia a realizado piezas en exclusiva para Máxima de Holanda y la Reina Letizia. La esposa del Rey Guillermo tiene dos pares de pendientes con turmalinas, berilos y cuarzos multicolores montados en oro de 18 kilates. La Reina Letizia tiene unos pendientes donde predomina la esfalerita española, un tipo de piedra muy delicada de origen español. «Es muy difícil trabajarla porque es una piedra muy blanda. La esfalerita no es para usarla todos los días en una sortija. Hay que tener cuidado porque es delicada», comentó Fracchia sobre esta gema. La Reina Letizia lució estos pendientes en su reciente viaje a Estados Unidos. «Me gusta mucho como le quedan a la Reina los pendientes. La esfalerita le favorece mucho con su tono de piel. Esos pendientes también llevan saboritas verdes, que resaltan y potencian mucho su color de ojos». Aunque es difícil arrancarle a Fracchia cómo una de sus creaciones ha llegado al joyero de la Reina Letizia, reconoce que fue alguien de su entorno quien le encargó un diseño en exclusiva para ella. «Lo que más me gusta de la Reina Letizia es que ayuda a todas las marcas a dar a conocer sus productos. Y además ayuda a firmas pequeñas como la mía, que aquí no me conoce mucha gente, y otras ya asentadas. Y hace lo mismo con los diseñadores españoles», reconoce.

Aunque es muy discreta con los nombres que figuran entre su lista de clientas, Nieves Álvarez también ha llevado piezas suyas y se sorprende cuando alguna le dice que viene a Madrid solo para visitar su estudio (calle Mayor, 4). ¿Y quién le encantaría que llevase una pieza suya? «Ya la tiene», responde ilusionada. Se trata de la periodista y gemóloga Diana Jarrett, una de las personas con más influencia en el mundo de las gemas.