MANUEL TRILLO

De la lancha de «Miami Vice» a megayates de lujo

Los barcos más espectaculares se dan cita en el Miami International Boat Show y Yacht Miami Beach

CORRESPONSAL EN MIAMIActualizado:

Sol, playas... y yates. Miami se ha convertido durante unos días en la capital mundial de los amantes de los embarcaciones de recreo, con dos de los eventos náuticos más importantes del globo: el Miami International Boat Show, que cumplía en esta ocasión sus primeros 75 años de singladura y muestra más de 1.300 barcos a motor y veleros, y el Yacth Miami Beach, que alcanzaba su 28ª edición y ofrece una espectacular muestra de cientos de megayates atracados a lo largo de más de un kilómetro y medio en las aguas de Indian Creek. El valor total de estas joyas flotantes supera los mil millones de dólares.

En esta muestra de yates de lujo hay una destacada representación española. Astondoa, el icónico astillero de Santa Pola que este año alcanza su centenario y que precisamente ha lanzado en Miami la primera de una serie de tres embarcaciones conmemorativas de esta efeméride. Se trata de un yate de 110 pies de eslora (cerca de 34 metros), valorado para el mercado estadounidense en 9,5 millones de dólares y que se ha vendido a un millonario brasileño del sector de la consultoría para el que el diseñador Cristiano Gatto ha hecho unos interiores a medida.

Astondoa está "vendiendo ya en torno al 90% de la producción del astillero en América", según explica Romina Bompani, portavoz de la esta compañía, que destaca el papel del astillero como "embajador de la marca España" en el extranjero. El propio Jesús Astondoa, tercera generación de esta familia dedicada a la fabricación de barcos de recreo y empresario en otros sectores como la restauración y los muebles, se encontraba en Miami Beach para la promoción de la nueva línea de superyates.

Entre los visitantes del puesto del astillero alicantino estuvo el pasado sábado el exfutbolista del Real Madrid Raúl González, en la actualidad representante de la Liga española en Estados Unidos, que acudió con su familia a interesarse por las novedades del mundo náutico.

Otras celebridades que asistentes aseguran que se han dejado ver en los últimos días por Miami son el actor Tom Hanks y la modelo Adriana Lima.

La lancha de Miami Vice

El Miami International Boat Show, cuyos organizadores esperan que pasen más de 100.000 visitantes por su nueva localización en Virginia Key, exhibe este año algunas embarcaciones especiales. Entre ellas figura la lancha original con la que Sonny Crockett surcaba las aguas frente a las costas del sur de Florida persiguiendo a traficantesde drogas en "Miami Vice". El actual dueño de esta Scarab 38KV de más de once metros y que navega a 130 km/h es David Martino, un fanático de la famosa serie de televisión de los años 80 dedicado a la recuperación de este tipo de reliquias y que se ha presentado en el salón náutico ataviado como lo hacía el agente antinarcóticos y luciendo también el Ferrari que conducía. "No me puedo creer que me siente tras el volante que estuvo Don Johnson", asegura Martino, que ha estado acompañado de una actriz que participó en la serie, Olivia Brown, que encarnaba a la detective Trudy Joplin.

En este certamen náutico también se muestra una réplica exacta del Pilar, el pesquero que inspiró a Ernest Hemingway obras como su célebre "El viejo y el mar". El barco, con el que se quiere realizar una película, ha sido posible gracias al actor Andy García y al millonario del sector sanitario Mike Fernández