Imagen durante la entrevista de la modelo
Imagen durante la entrevista de la modelo - ''Hable con ellas''

Las lágrimas más amargas de Alba Carrillo y sus demoledoras palabras a Feliciano López

La modelo dio la entrevista definitiva explicando cada detalle de su divorcio, habló de la deslealtad del tenista y la mala relación con su hermano y su familia en general, a la que definió como «intrusiva»

ABC.ES
MadridActualizado:

Un mes ha pasado desde que se confirmara su separación. Treinta días de muchos titulares y fuertes informaciones por ambas partes, pero si en estas cuatro semanas ha quedado algo claro es que Alba Carrillo no ha podido perdonar que se rompiera su valor más preciado: la fidelidad. Las continuas «deslealtades» de Feliciano López habría hecho que su matrimonio tuviera tantas fisuras que terminara por romperse. Eso claro, sumado a la «intromisión de la familia» y su mala o nula relación con el hermano del tenista, hizo que su amor pese a llevar más de 4 años juntos y once meses de casados terminara por acabarse.

Especial Elle que protagonizó la pareja
Especial Elle que protagonizó la pareja- Redes sociales

No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo aguante. Al menos ese es el refrán que mejor define el estado de Alba Carrillo tras su entrevista a «pecho descubierto» y pañuelo en mano la pasada noche en su programa ''Hable con ellas'', donde inauguraba la sección de entrevista con pijama y en la cama, consigo misma dando el minuto de oro a una de las declaraciones más esperadas del último mes. Y es que si aún había gente que pensaba que esta historia no podía dar más de sí, demostrado queda que queda culebrón para rato.

Como nunca antes de le había visto, Alba Carrillo empezaba la entrevista rota por el llanto al ver imágenes de su ex pareja recordando sus buenos momentos, porque aunque ahora todo sean reproches y críticas según cuenta la modelo «los dos hemos estado muy enamorados y nos hemos querido muchísimo. Los dos». Pese a que en un principio sus lágrimas no le dejaban mediar palabra poco a poco fue recuperando la voz y desveló las dudas que estaban palpables desde que ella en primera persona confirmara la separación en una entrevista: «Tuvo que salir a contarlo porque ¡Hola! ya sabía que algo pasaba porque algún amigo de Feliciano lo había filtrado pero por respeto me llamaron y les pedí esperar, siempre hemos tenido una estupenda relación y nos han cuidado mucho. Él y yo teníamos que hablar en aquel momento tan solo teníamos un desencuentro. Sin embargo, cuando llegué a su casa y me pidió de manera fría que quería terminar la relación. ¿La relación? Como si fuera un amor de verano. Me dijo que llamara a la revista y contara la decisión. Tampoco voy a negar que el dinero en este momento de mi vida me ha venido muy bien, ya que me va a ayudar mucho para muchas cosas, porque en este tiempo he rechazado mucho trabajo por estar más con mi familia».

«Feli ha intentado hacer las cosas bien pero no ha podido porque él es como es», dijo la modelo. «Estar con un deportista de élite es muy difícil, por eso la familia y pareja tiene que hacer sacrificios, no solo él. Y ver como luego sí tenía tiempo para estar con otras mujeres y a mí ni me sacaba a cenar, me duele en el alma», añadió.

Un aniversario pasado por lágrimas

Coincidiendo con su «no aniversario» Alba Carrillo celebró el que hubiera sido su primer año de matrimonio desgranado los entresijos del divorcio con Feliciano López: «Hemos tenido encontronazos como cualquier pareja, pero siempre los superó el amor. Él fue quien me conquistó, porque yo iba a la relación con un niño y me tomaba todo con más calma y sin tonterías, pero él me dijo ''que tenía 31 años y buscaba algo más estable en su vida'' y yo lo creí».

«No hay más interés que ese -añadió-. No entiendo a la gente que solo ve el dinero de por medio. Feliciano es un hombre muy guapo pero en estos años me ha demostrado que su físico era lo de menos con todo lo bueno que me dio», reveló.

«Ahora me siento muy culpable porque mi hijo Lucas vuelve a tener que pagar mi error y me da mucha pena que tenga que adaptarse de nuevo y cambiar su vida», confesaba entre lágrimas Alba.

«El Feliciano de ahora no lo reconozco, no es la persona que me enamoró y, por muy influenciado que esté por su familia, al final la última palabra la tiene él», afirmó, para agregar: «No puedes terminar un matrimonio como si fuera un noviazgo ni dejar el partido sin luchar por él. Es verdad que su familia también ha afectado mucho en nosotros y aunque mi madre me avisó yo estaba enamorada...».

«Son intrusos en la vida de su hijo y en nuestra relación, entraban en mi casa, abrían los armarios, ellos decidían que muebles se ponían o quitaban... Lo que ellos llaman ayuda, yo llamo exceso de control», sentenció Carrillo. «También fue difícil que no me llevara con su hermano, porque aunque a sus padres les he querido muchísimo, a su hermano no lo trago y Feliciano lo sabía. Nunca me gustó su forma de ser».

Otras mujeres

«Si algo no soporto es que me fallen y lo que él ha hecho son continuas deslealtades. Ya no puedo quererlo ni estoy enamorada por eso mismo. Soy una persona con muchos valores y esto es una traición», decía la modelo refiriéndose a las imágenes que fueron un punto de inflexión en su relación con el tenista, pues en ellas se lo veía en Miami con una joven morena. «El me dijo que era la novia de un amigo y a los meses el amigo sale con la amiga de la morena contando su relación. Era evidente que me había mentido», asevera.

Feliciano en Miami con la morena de la discordia
Feliciano en Miami con la morena de la discordia- Agencias

«Lo que no entiendo es como muchas mujeres que han estado con él se han prestado sabiendo que era un hombre casado. Hay que tener unos valores y ellas no los han tenido, no le quito culpa a él pero a los hombres con compromiso no se les mira», decía Carrillo provocando un debate con sus compañeras entre lágrimas de impotencia por su parte.

Sin embargo, ella tiene claro que pese a la fisura que eso hizo entre ellos lo definitivo vino después: «si algo terminó por separarnos fue en mayo, nada de hace meses. El pasado mayo operaron a mi madre y coincidía que era el Open de Madrid y Feli invitó a amigos que iban a verle a casa. Nosotros quedamos en que ella vendría a casa para estar mejor atendida por mí, pero discutimos mucho y me pidió que nos fuéramos», reveló la modelo.

Se abre una nueva ventana

«Soy una mujer normal que sufre por amor, porque he querido mucho. Da mucha pena porque teníamos planes de tener familia juntos, muchos planes de futuro ya rotos (...) Aunque si algo tengo claro es que no voy a cambiar porque aunque tengo mucho carácter, que no mal carácter, me entrego y quiero con pasión y así lo vivimos Feli y yo», confesó.

«Esto es una oportunidad, no hay mal que por bien no venga y tengo que aprovecharlo porque lo necesito para seguir», concluyó la ahora presentadora de ''Hable con ellas''.

Sea como fuere, y aunque Alba Carrillo asegura no estar enamorada ya de Feliciano López, lo cierto es que la pasada noche habló una mujer dolida y rota, que sus palabras dicen una cosa y sus lágrimas y mirada otra. Pese a estar en la previa de su divorcio, este partido piensa ganarlo aferrándose con todas sus ganas a la vida y sin «dejar de creer en el amor».

Pies, para que los quiero si tengo alas para volar❤️Gracias a mi familia,a mis amigos,a todos los que me escribís cosas bonitas y a los que me contáis que sufrís por amor...Gracias a la gente que está viva,que ama y siente y que son un ejemplo de fuerza...#MIGENTE #graciasalagentebuena #cosasbonitas #regalosdevida

Una foto publicada por albacarrillooficial (@albacarrillooficial) el