Kiko Rivera y su hermana, Chabelita
Kiko Rivera y su hermana, Chabelita - GTRES

Kiko Rivera y Chabelita, de nuevo enfrentados por el cumpleaños de Irene Rosales

El Dj no ha invitado a Chabelita a la celebración de los 28 años de Irene Rosales y su relación pende de un hilo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Kiko Rivera sorprendía a su mujer, Irene Rosales, con una gran fiesta sorpresa por su 28 cumpleaños. Una celebración en la que el Dj se «olvidaba» de invitar a su hermana Chabelita, la cual se molestó enormemente al enterarse de la celebración a través de otras personas.

Los hijos de Isabel Pantoja llevan una temporada llena de baches en su relación, pero su hija insiste en que siempre ha sido ella quien ha dado el primer paso para limar asperezas y llevarse bien con su hermano: «Yo fui la que le habló a mi hermano, una vez más...». Chabelita llamó a Kiko para preguntarle si quería darle algún mensaje a su madre cuando se disponía a viajar a Honduras para sorprender a la cantante.

Ahora, con motivo del «desplante» del cumpleaños de Irene Rosales, una periodista del programa de «Ana Rosa», preguntaba a la hermana del cantante sobre los problemas que tenía con su hermano y su mujer. «Él no ha sido distante conmigo, él está normal. Ya hablaremos de las cosas que tengamos que hablar en un futuro y se arreglará», insistía, dejando entrever que el verdadero problema sería su cuñada.

Ver esta publicación en Instagram

Felicidades mi amor.Simplemente eres lo mejor que me paso en la vida. Que cumplas muchos más y que yo siga a tu lado! Te ❤️ @irenerova24

Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko) el

Ante el acercamiento de Chabelita, Kiko parece no haber cambiado de opinión, aunque su hermana lo sigue intentando: «Siempre he sido yo la que he pedido perdón y nunca he recibido un perdón de su parte. Se podía poner en mis zapatos».

Los enfrentamientos comenzaron cuando Chabelita hizo unas declaraciones sobre la mujer del Dj en una entrevista, en la revista «Lecturas», y habló sobre la adicción a las drogas de su hermano, cosa que a Kiko no le sentó bien: «Siempre la excuso con la edad, pero ya tiene unos años para saber que hay algunas cosas que no se deben hacer ni decir». En cuanto a su relación con Irene, ella se mostró tajante: «Que tenga en cuenta que soy la hermana de Kiko y eso no va a cambiar. Sus hijos, mi madre y yo vamos a estar siempre, hay que aguantarnos. Yo con quien tengo relación es con mi hermano. A Irene la respeto porque es su mujer».