Kike, el hijo de Bertín Osborne y Fabiola Martínez, operado con éxito

El pequeño de once años, que nació de forma prematura y sufre una lesión cerebral que le impide crecer con normalidad, ha tenido que ser intervenido

Actualizado:

Bertín Osborne y Fabiola Martínez viven unos días difíciles. Su hijo Kike (11 años), que nació de manera prematura y sufre una lesión cerebral le impide crecer con normalidad, tuvo que ser operado hace unos días. Finalmente, todo ha salido bien y la intervención ha ido como se esperaba.

Así lo ha explicado su madre a través de Instagram. «Para todos los que con tanto cariño me habéis escrito preguntando por Kike, aquí está... ha sido una decisión difícil, una operación muy larga y laboriosa pero gracias a Dios y al equipo médico todo ha salido muy bien.. ahora queda recuperación y rehabilitación a tope con esa fuerza y espíritu de superviviente que siempre le ha caracterizado a mi príncipe... Gracias con todo mi corazón por vuestro cariño y respeto», escribe su orgullosa madre en su red social.

Ver esta publicación en Instagram

Para todos los que con tanto cariño me habéis escrito preguntando por Kike, aquí está... ha sido una decisión difícil, una operación muy larga y laboriosa pero gracias a Dios y al equipo médico todo ha salido muy bien.. ahora queda recuperación y rehabilitación a tope con esa fuerza y espíritu de superviviente que siempre le ha caracterizado a mi príncipe... Gracias con todo mi corazón por vuestro cariño y respeto.❤❤

Una publicación compartida de Fabiola de Osborne (@fabiolaosborne_) el

En el vídeo en cuestión, que ya ha acumulado más de 120.000 reproducciones en tan solo unas horas y más de 3.700 comentarios de apoyo, aparece Kike saludando a la cámara y feliz de que todo haya salido bien.

Inicios difíciles

Fue en el sexto mes de embarazo cuando tuvieron que practicarle una cesárea a Fabiola Martínez por decisión del médico tras comprobar que había algunos problemas. Kike, que apenas pesaba un kilo y medio, estuvo en la unidad de cuidados infantiles de La Paz, donde permaneció ingresado.