Katy Perry

InstagramKaty Perry, acusada de agresión sexual: «Me desnudó para enseñar mi pene en una fiesta»

El modelo Josh Kloss, que protagonizó el videoclip de «Teenage dream», ha publicado la historia a través de sus redes sociales

MadridActualizado:

El modelo Josh Kloss, que protagonizó el videoclip «Teenage dream» de Katy Perry en 2010, ha acusado a la artista de acoso sexual a través de sus redes sociales. En una extensa publicación, el actor explica todos los detalles que habrían tenido lugar desde que se conocieron.

Kloss ha decidido contar su versión de los hechos con motivo del aniversario del hit de la californiana. «Ya sabes. Después de conocer a Katy cantamos juntos una canción de culto, 'Open the eyes of my heart'. Ella fue guay y maja. Cuando había otra gente delante ella era fría como el hielo e incluso definió el hecho de tener que besarme como 'asqueroso' delante de todo el equipo de rodaje», comienza relatando, en un post que enseguida se ha hecho viral y suma miles de comentarios.

El modelo cuenta que, a pesar de haberse sentido avergonzado en aquel momento, y de que rechazó la invitación de la artista para ir a un club en Santa Bárbara, se citó con la artista varias veces después de que esta rompiera con su exmarido, Russell Brand. La última de las veces habría sido, tal y como él relata, en una fiesta a la que acudió con un amigo que «se moría por conocerla». «Pero cuando me di la vuelta para presentarle a mi amigo -continúa relatando- ella me bajó los Adidas que llevaba y los calzoncillos tan rápido como pudo para enseñárselo a unos cuantos de sus amigos, y se pusieron a mi alrededor, alrededor de mi pene».

«¿Puedes imaginarte cómo de patético y avergonzado me sentí?», pregunta Josh Kloss a las miles de personas que ya ha leído su relato. Sin embargo, al no poder aportar pruebas de lo sucedido, los usuarios de la red y los fans de la cantante se han echado encima suyo. Él, en respuesta, ha decidido publicar el borrador de una entrevista en el que se pueden leer los comentarios de los representantes de la cantante cambiando todas sus respuestas. En una de ellas, en la que le preguntaban cómo era trabajar con Perry, le sugieren que dijera que todo fue maravilloso y muy divertido.

«Me pagaron unos 650 dólares por el trabajo en 'Teenage dream'. Fui menospreciado por sus representantes y no pude discutir ni una sola cosa que tuviese que ver con la publicidad de Katy. Y un par de entrevistas las editaron y respondieron por mí. Así que Feliz Cumpleaños a uno de los trabajos más confusos, asaltantes y menospreciantes que he hecho nunca», finaliza.