Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo - GTRES

Kathryn Mayorga se alía con la modelo que llamó «psicópata» a Cristiano y declarará ante el juez

Los abogados de la profesora citan a declarar a la maniquí británica, Jasmine Lennard, que asegura haber mantenido relaciones sexuales con el exjugador del Real Madrid

Corresponsal en LisboaActualizado:

El caso de la presunta violación cometida por Cristiano Ronaldo se va enredando cada vez más, en una prueba de que el asunto es muy serio y puede poner en aprietos al jugador estrella de la Juventus. Los abogados de la mujer estadounidense que lo acusa, Kathryn Mayorga, han concertado una reunión con los defensores de una modelo británica llamada Jasmine Lennard, quien asegura haber mantenido relaciones con el exicono del Real Madrid y lo califica de «psicópata».

El objetivo de los letrados de Las Vegas no es otro que citar a declarar a esta inesperada cooperadora, pues decidió salir a la luz cuando le llegaron los ecos de la demanda interpuesta por Mayorga y, desde entonces, ha manifestado en varias ocasiones su disponibilidad a solidarizarse con la profesora norteamericana.

A sus 33 años, Lennard lleva unas cuantas semanas lanzando insultos a Cristiano Ronaldo a través de sus perfiles en las redes sociales, consciente de que sus palabras generan polémica. La citación a Jasmine se produce después de que las autoridades de Estados Unidos hayan solicitado una prueba de ADN a Cristiano para cotejarlo con los restos biológicos encontrados en la ropa de Kathryn.

Además, quedan muy pocos días para que el cinco veces ganador del Balón de Oro comparezca ante la Audiencia Provincial de Madrid (21 de enero) con el fin de aceptar la condena por delito fiscal a la Hacienda española. Por tanto, más y más complicaciones para el delantero madeirense.

A Ronaldo no le queda otro remedio que realizarse la prueba de ADN y entregar después el resultado al FBI. Solo falta que el juez italiano adopte una decisión al respecto y otorgue su autorización. Lo que está claro es que Kathryn Mayorga pretende llevar el caso hasta sus últimas consecuencias y reclama un millón de euros como compensación por los «daños morales». El asunto se complica en Estados Unidos y comienza a plantearse la hipótesis de que el tribunal de Nevada encargado del caso llegue a pedir la extradición del jugador de la Juventus de Turín.

Si tal eventualidad aconteciera, Italia debería entregar al delantero a su país de origen, Portugal, en virtud del acuerdo de libre circulación de ciudadanos en el seno de la Unión Europea. Así las cosas, Lisboa no lo extraditaría en absoluto, puesto que una cláusula legal en el país vecino establece que ningún ciudadano luso puede ser enviado a otra nación aunque se demostrase que hubiera cometido un delito allí.

¿Y tendría que desplazarse a Las Vegas para declarar, si se le requisiera? No sería necesario porque podría solucionarse a través de una comparecencia por videoconferencia, con lo cual se evitaría las embarazosas imágenes de verle acudir a un tribunal de Nevada.