Junior se refugia en Málaga

BEATRIZ CORTÁZAR
Actualizado:

Hasta su casa de Málaga se fue Antonio Morales Junior tras saber que el juez del Juzgado número 6 de Collado Villalba daba por buenos los documentos que presentó y que le requerían sus dos hijos mayores, Antonio y Carmen, al considerar que había bienes fuera del testamento materno. Seis puntos eran los requeridos de los cuales el abogado de Junior presentó dos, los correspondientes a dos propiedades en México, una en Polanco y otra en Puerto Vallarta, y que sus hijos pedían al igual que otros bienes y unas supuestas cuentas que estarían domiciliadas en Islas Caimán.

El juez dio por válidas las propiedades presentadas y cerró capítulo. Eso sí, la defensa ya ha anunciado que piensa recurrir ese auto al no estar conforme con que únicamente se hayan aportado los documentos de dos apartados cuando se exigían los de un total de siete. Visto lo cual quien pensaba que con esta historia se acababa el lío judicial de los herederos de Rocío Dúrcal se equivocaba de lleno en tanto en cuanto aparte de este recurso ya se plantean dos demandas más contra el viudo de la inolvidable artista, una por lesión de la legítima estricta (consideran que estos dos pisos no estaban en el patrimonio de la herencia) y otra más cruda y polémica que sería denunciar ante la Agencia Tributaria.

El otoño se espera caliente. Los plazos están abiertos,los familiares preocupados y los amigos horrorizados al ver cómo se ha desmoronado todo. En ese escenario Junior ha optado por pasar unos días en Málaga, al sol que más calienta, y relajarse de lo que parece no tener fin. Su hija Shaila no arregló nada y el tiempo tampoco lima asperezas.

EN SU PUNTO