Julio Iglesias
Julio Iglesias - FRANCIS SILVA
Cumple 75 años

Julio Iglesias celebra su aniversario y el final de su retiro

El cantante quiere acabar con los rumores sobre su salud. Dice que ha vuelto a los escenarios «gracias a la fortaleza de mi mente y de mi corazón»

MADRIDActualizado:

«No os podéis imaginar lo que significa estar de vuelta en el escenario después de dos años, es maravilloso. Gracias a la fortaleza de mi mente y mi corazón». Con estas palabras saludaba Julio Iglesias, el pasado 10 de septiembre, a las 5.000 personas que le escucharon cantar en el Istiqlol Palace de Taskent, Uzbekistán, donde agotó las entradas en el que fue su primer concierto de la gira con la que celebra su 50 aniversario en el mundo de la música. Iglesias, que mañana cumple 75 años, ha vuelto a «la carretera» después de permanecer dos años en la sombra. «Julio está emocionado, muy contento y feliz con esta nueva gira», contaba esta semana a ABC un miembro de su equipo. El cantante está en plena forma: «Le duele la espalda desde que tuvo aquel accidente de coche en el que casi se queda paralítico. Sabe que tiene que cuidarse y hacer ejercicio todos los días, pero esos dolores no han ido a más durante estos últimos años».

Durante este tiempo alejado de los focos, las especulaciones sobre el estado de salud de Iglesias han sido constantes. La alarma saltó cuando se difundieron unas imágenes en las que aparecía apoyado en su mujer, Miranda Rijnsburger (52), mientras entraban en una clínica de Miami. « Si Julio se cuida como lo está haciendo, estará bien encima de un escenario por mucho tiempo», cuenta al otro lado del teléfono Alfredo Fraile, amigo y exmánager del artista, quien tuvo «la suerte de trabajar con él y ver cómo se convertía en el artista español más importante de todos los tiempos».

Caso abierto

A estos rumores se sumaba el mutismo de Iglesias tras la demanda de paternidad que Javier Sánchez presentaba en septiembre de 2017 en un juzgado de Valencia. Dos factores que han aumentado la preocupación por su estado físico y anímico, así como la sensación de inaccesibilidad de Iglesias de cara a la prensa. «Lleva muchos años siendo muy reservado. Cuida mucho sus apariciones y me parece muy bien. Hay que dosificarlas para que la gente te eche en falta», dice Fraile. Sobre «el otro hijo» de Iglesias -quien ha presentado en el juzgado un documento donde se prueba su filiación con una coincidencia genética de un 99,99 por ciento-, Fraile y él no han hablado: «Hay que esperar a que la Justicia diga si tiene razón o no».

Eran finales de los 70 o principios de los 80, en pleno auge musical de Iglesias, cuando él y Fraile se disponían a subir a la planta número 24 del hotel en el que se alojaban en México. Un hombre se coló detrás de ellos en el ascensor y sacó un revólver con el que apuntó al cantante. Fraile se interpuso entre los dos, quedando el arma apoyada en la boca de su estómago. «¿Qué tiene usted con mi mujer?», le preguntó el intruso al cantante. Y añadió: «Está loca por usted y yo sé que tienen algo». La lucidez de Iglesias les salvó la vida: «Dígale a su mujer que está loca, porque yo con el único que vivo y convivo es con este señor, que duerme conmigo todas las noches». El hombre salió del ascensor mientras Fraile se recuperaba del susto.

España en el horizonte

Una anécdota que ilustra la fama de mujeriego de Iglesias, de quien se ha llegado a decir que ha tenido más de 3.000 amantes a lo largo de su vida. «Julio ha sido un hombre de mucho éxito, querido por muchas mujeres y que seguramente se ha dejado querer también. Julio no es un santo, pero otro en su lugar, yo mismo incluso, si fuera Julio habría sido hasta peor. Es difícil juzgarlo como mujeriego si no te das cuenta de la importancia que tenía. Julio era un hombre tímido al principio, pocas veces iba detrás de una señora». ¿Veremos a Julio Iglesias en España festejando sus 50 años en el mundo de la música? «Desgraciadamente creo que no hay nada organizado, pero podría haberlo», apostilla Fraile. Y sentencia: «Tiene que ser que algún empresario le ofrezca algo importante, porque yo creo que a Julio ahora le mueven las cosas importantes. Se merece que le hagan algo especial y creo que Madrid sería el sitio».