Julián Contreras Ordóñez y su padre - Gtres

Julián Contreras Ordóñez y su padre, desahuciados por impago del alquiler

A pesar de que el pequeño de los hermanos Ordóñez ha comenzado un nuevo trabajo en la televisión, parece que su situación económica no ha mejorado demasiado

MadridActualizado:

Julián Contreras no ha tenido una vida fácil. Desde que falleció su madre, Carmina Ordóñez, el pequeño de los hermanos ha pasado por momentos muy difíciles, agravado por la tensa relación con Francisco y Cayetano Rivera, rota desde hace años.

Hace años que tanto él como su padre sufren una dramática situación económica desde que a principios de 2015 se desvelase una deuda que tenían de más de 27.474 euros. Tanto es así que a punto estuvieron de ser desahuciados ese mismo año. Tres años han podido dar esquinazo a la justicia que esta misma mñana ha hecho efectiva para proceder al desahucio de la vivienda que comparten padre e hijo. Según ha desvelado la revista «Semana», los Contreras llevaría meses sin pagar el alquiler y la situación ha desembocado en este desagradable final.

A pesar de que el pequeño de los hermanos Ordóñez ha comenzado un nuevo trabajo en la televisión como uno de los elegidos para que colabore en el programa «Corazón» de Anne Igartiburu junto a Rosanna Zanetti y Lourdes Montes, la situación de Julián no ha mejorado demasiado. La esposa del diestro Francisco Rivera Ordóñez compartirá programa con el escritor hermano del torero. Lo sorprendente es que la relación, tal y como el propio Julián reconoció durante la rueda de prensa, es nula. De hecho, por el trasiego de las grabaciones de las secciones, que han tenido lugar desde el mes de junio, no habían coincidido nunca en las instalaciones y fue durante la rueda de prensa cuando se produjo el encuentro. «Esto es trabajo. Me ha hecho mucha ilusión verla, estaba muy guapa. Y si no hubiera sido por esto, probablemente, no habríamos coincidido ni ahora ni en años», aseguró Julián Contreras ante el encuentro con la prensa. «Es la primera vez que coincidíamos. Creo que al final las cosas no han sido tan graves. Somos personas civilizadas y nadie ha matado a nadie», dijo Lourdes Montes sobre el conflicto abierto en la familia de su marido.