José Luis Rodríguez Zapatero
José Luis Rodríguez Zapatero - Ignacio Gil

José Luis Rodríguez Zapatero se compra la casa en la que vivía alquilado

Fue a finales de 2012 cuando el expresidente y su familia se trasladaron desde una conocida finca en Somosaguas, donde vivieron desde su salida de La Moncloa, a un chalé en la localidad madrileña de Aravaca

MadridActualizado:

Mucho se ha hablado esta semana pasada del lujoso chalé que se ha comprado José Luis Rodríguez Zapatero, valorado en un millón y medio de euros, según publicó «LOC». Una vivienda que ronda los 400 metros cuadrados que se reparten en tres plantas que cuentan con tres dormitorios -cada uno con su baño privado además de uno en la planta baja-, una amplia terraza, piscina e incluso ascensor dentro de la casa.

Un chalé en el que el expresidente del gobierno español lleva viviendo unos tres años -pagando un alquiler de 3.000 euros- y que, tal y como confirmó la web citada anteriormente, habría comprado definitivamente junto a su mujer Sonsoles Espinosa, la semana pasada.

Fue a finales de 2012 cuando José Luis Rodríguez Zapatero y su familia se trasladaron desde la «residencia de invitados» de una conocida finca en Somosaguas, donde vivieron desde su salida de La Moncloa, a un chalé en la localidad madrileña de Aravaca. Esa residencia de Somosaguas en la que vivieron el matrimonio Zapatero y sus hijas, Laura y Alba, durante diez meses pertenece a la familia de empresarios vascos Delclaux y era una de las más exclusivas de la urbanización. No obstante, los Zapatero nunca llegaron a ocupar la esplendorosa vivienda principal de la finca, en la que se llegó a rodar un anuncio de la conocida marca «Ferrero Rocher», sino la llamada «residencia de invitados», un anexo de dos plantas.

Cuando se mudaron a Aravaca, el expresidente y su esposa eligieron la fórmula del alquiler con opción a compra, que les permitía disponer de la casa por el precio de un alquiler y decidir más adelante si cierran la compra del inmueble de forma definitiva. A su vez, los chalés en alquiler en la urbanización Valdemarín cuestan entre 5.000 y 6.000 euros al mes. Sin embargo, el precio pactado por el expresidente era inferior.