Jorge Javier Vázquez busca el amor en Grindr pero una amiga le roba el ligue

«Le he prohibido que tontee con él. Aquí, o lo hacemos los dos o los dos volvemos a España sin rompernos ni mancharnos. Soy así de generoso para estas cosas», asegura el presentador

MadridActualizado:

Parecía que el presentador más famoso de España se encontraba desaparecido de vacaciones en un paradero que ni siquiera sus amigos conocían. Pero muy lejos de la realidad, Jorge Javier Vázquez no ha dejado de lado del todo su trabajo pues, a pesar de que no presenta el programa «Sálvame», no ha descuidado su blog en la revista «Lecturas», en la que narra todas las aventuras que está viviendo en sus recién estrenadas vacaciones como soltero.

Recordemos que el televisivo ha comenzado una nueva etapa en su vida desde que hace a principios de 2018 pusiese fin a su relación sentimental de más de diez años con Paco. Desde entonces, el presentador no ha dejado de vivir su propia vida y ha seguido hacia delante con la mejor de sus sonrisas. Esta semana, Jorge Javier se confesaba a través de su blog que había recurrido a una de las famosas aplicaciones de citas, tan de moda en la actualidad, para encontrar de nuevo el amor. «Me he abierto aquí un Grindr, aplicación que muchos gais utilizan para ligar», pero según ha asegurado de momento no ha surgido efecto: «Por ahora, no tengo mucha suerte. Los planes que me salen están a ciento cincuenta kilómetros, así que el rollo sexual parece descartado en este viaje».

Sin embargo tras los siguientes párrafos, en los que el presentador relata su rutina diaria en las maravillosas islas Maldivas, asegura que se encontró con un hombre que le atrajo sexualmente: «No puedo dejar de mirarlo. Tiene pinta de norteamericano, sobre uno ochenta y cinco, rubio, un bellezón de manual», lo que Jorge Javier no se esperaba era que el joven aparecería en la aplicación de Tinder de su amiga heterosexual con la que había ido de vacaciones: «Le he prohibido que tontee con él y me ha asegurado que por respeto a mí, llegado el caso, no hará nada. Aquí, o lo hacemos los dos o los dos volvemos a España sin rompernos ni mancharnos. Soy así de generoso para estas cosas».