Jesús Mariñas indemnizará con 15.000 euros a Norma Duval por llamarla «lesbiana»

Jesús Mariñas indemnizará con 15.000 euros a Norma Duval por llamarla «lesbiana»

Agencias
Actualizado:

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha condenado al periodista del corazón Jesús Mariñas a indemnizar con 15.000 euros a la artista Norma Duval por haberle llamado "lesbiana" y haber aireado sus supuesta relaciones homosexuales en un artículo publicado en octubre de 2001.

En la sentencia hecha pública, el Alto Tribunal señala que "resulta inaceptable que, al socaire del legítimo ejercicio del derecho de crítica, por muy humorística que esta sea, se introduzcan elementos de información que vulneren el honor de una persona al poner en conocimiento de terceros cuestiones relativas a su orientación sexual que no guardan relación con la noticia difundida".

El origen del litigio jurídico se remonta al 15 de octubre de 2001, cuando Mariñas publicó dentro del espacio "Crónica mundana" de la revista "Tiempo" un artículo titulado "Norma antinorma".

En él, Mariñas hacía referencia a un supuesto pasado lésbico de Norma Duval, asegurando que había mantenido relaciones sentimentales con la dueña del "Folies" y con Viruca Fernández Lago, acusándola además de haber mantenido un "apasionado" romance con el artista Fernando Esteso y de haber sido infiel a su ex marido Marc Ostarcevic.

Duval demando a Mariñas al entender que las afirmaciones contenidas en este artículo vulneraron su derecho al honor. La artista aseguró en su querella que el periodista del corazón buscaba "su desmerecimiento personal, profesional y social".

En un primer momento, el Juzgado de Primera Instancia Número 70 de Madrid desestimó la demanda. Duval decidió recurrir esta resolución y, finalmente, Mariñas fue condenado a pagar 15.000 euros a la artista en una sentencia dictada por por la Sección 25ª de la Audiencia Provincial de Madrid.

En la sentencia hecha pública hoy, el Tribunal Supremo rechaza el recurso de casación interpuesto por Mariñas contra la resolución de la Audiencia Provincial de Madrid y confirma su contenido.

"Aún en el supuesto de aceptar que Mariñas estuviese ejerciendo el libre derecho de crítica a través de un sarcástico artículo periodístico, si bien la orientación sexual de una persona en la actualidad no puede ser considerada desmerecedora del crédito personal y profesional, lo cierto es que, entre amplios sectores de la sociedad, las tendencias homosexuales o bisexuales de un personaje conocido, no son aceptadas con naturalidad, especialmente si dicho personaje se manifiesta al mundo exterior como marcadamente heterosexual, haciéndole parecer como hipócrita, mentiroso o falaz e, incluso, como desmerecedor de su crédito profesional", señalan los magistrados del Alto Tribunal.