Jennifer Lawrence, «muy ofendida» por la polémica con su vestido

La actriz responde a las críticas sobre el «look» que escogió para la presentación de su nueva película, «Gorrión rojo»

MADRIDActualizado:

El espectacular vestido de Versace escogido por Jennifer Lawrence para la presentación de la película «Gorrión Rojo» que tuvo lugar en Reino Unido, donde las temperaturas rondan los 3-9 grados, está dando mucho que hablar. Aunque más que su «look» se habla del vestuario de sus compañeros masculinos de reparto: el director Francis Lawrence y los actores Matthias Schoenaerts, Joel Edgerton y Jeremy Irons.

Todos ellos optaron por vestirse acorde con el frío de la capital, es decir, con jerséis y chaquetas, un detalle que ha indignado en las redes sociales. Los usuarios de internet cuestionaron por qué a los hombres de «Gorrión Rojo» se les permitía vestirse adecuadamente para las bajas temperaturas mientras que a Lawrence no. «Y la gran cantidad de hombres que conozco que vienen a la prensa recién salidos de la cama cuando sus contrapartes femeninas han estado despiertas desde las 4 am preparándose el peinado y el maquillaje. Las expectativas que se espera que las mujeres llenen físicamente para ser consideradas 'trabajadoras'», dice uno de los comentarios.

Está claro que Lawrence no tenía la obligación de ir así vestida, pero muchos han asegurado que se debe a la presión y a las malas costumbres sociales. La polémica ha sido tal que Lawrence ha decidido hablar sobre el tema que describe como «rídiculo». «No sabría cómo empezar con este 'Jennifer Lawrence pasando frío con un vestido escotado'. Esto no es solamente ridículo, sino que me siento extremadamente ofendida. El vestido de Versace era fabuloso. ¿Creéis que iba a cubrir este precioso vestido con un abrigo o un bufanda? Estuve fuera 5 minutos. Habría salido hasta con nieve por este vestido porque me encanta la moda y esta fue me decisión», ha explicado a través de Twitter.

«Esto es sexista, es ridículo, esto no es feminismo. Reaccionar exageradamente sobre todo lo que alguien hace o dice generando controversia acerca de cosas tontas e inofensivas como lo que decido o no ponerme, no nos hace avanzar. Esto genera distracciones tontas que nos alejan de los problemas que importan. Relajaros. Todo lo que me veis puesto es mi elección y si quiero pasar frío también lo es», finalizaba la actriz algo enfadada con la situación.