El ex jefe de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campo, durante su homenaje. / EFE
El ex jefe de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campo, durante su homenaje. / EFE

El ex jefe de la Casa del Rey aboga por volver «al ejemplo de la Transición»

El ex jefe de la Casa Real Sabino Fernández Campo abogó esta noche por recuperar el ejemplo de la Transición en un homenaje que le rindieron políticos, artistas, periodistas y distintos representantes

EUROPA PRESS | MADRID
Actualizado:

El ex jefe de la Casa del Rey, Sabino Fernández Campo ha abogado esta noche por recuperar el ejemplo de la Transición durante el homenaje que le han rendido políticos, artistas, periodistas y otras personalidades de la sociedad civil en Madrid en reconocimiento a sus 16 años al servicio de la Corona.

"Ante un momento delicado después de un guerra civil, que es la peor de las guerras, y tras 40 años de un régimen especial derivado de aquel enfrentamiento supimos dar un ejemplo de unión sensatez y consenso", aseguró Fernández Campo en un discurso en el que agradeció la presencia de todos los invitados.

El homenajeado, visiblemente emocionado, bromeó acerca de su edad (89 años), y recordó como "políticos y partidos renunciaron a una parte de sus programas para llegar al acuerdo"."¿No sería posible recortar ahora aquel ejemplo?", se preguntó.

Antes de su intervención, Fernández Campo, recibió la felicitación del Rey Juan Carlos que, por medio de su actual Jefe de la Casa Real, Alberto Aza, hizo llegar una carta en la que, en nombre de toda la Familia Real, mostraba su "satisfacción por la celebración de este homenaje".

"Integridad y leltad"

"Juntos atravesamos por momentos difíciles y momentos históricos y en todo momento encontré siempre la integridad y la lealtad del buen militar. En tantos años de servicios pude apreciar tus muchas virtudes que hoy son motivo de homenaje", decía la misiva escrita por el monarca.

Asimismo, Fernández Campo fue obsequiado con una bandeja de plata en la que se podía leer "en recuerdo del homenaje que le tributaron en Madrid sus amigos y seguidores por sus servicios a España".

Dos banderas, la española y la asturiana -el homenajeado es nacido en Oviedo-, presidieron la mesa que el ex jefe de la Casa del Rey compartió con el presidente fundador del PP, Manuel Fraga, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá y el hijo del ex presidente Suárez, Adolfo Suárez Illana.

Con un brindis general, Fernández Campo y todos los asistentes pusieron fin a los actos de homenaje y comenzaron la cena celebrada en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid.

El secretario de libertades públicas y políticas del PSOE, Alvaro Cuesta, calificó al homenajeado como "una persona muy querida, de grandes virtudes cuyos consejos son muy útiles para el futuro". "Es una persona de gran sentido del Estado al que la democracia le debe mucho", añadió en declaraciones a Europa Press.

Ilustres contemporáneos

Por su parte, el presidente fundador del PP, Manuel Fraga, recordó que cuando era joven, el servicio militar se llamaba "servir al Rey... si hay alguien que haya servido al Rey muchos años y muy bien es Sabino .". En ese sentido, aseguró que "hubo un 23 de febrero en medio de todo esto, donde yo creo que su existencia fue decisiva". "Me honro mucho de ser su amigo", sentenció.

Desde el PNV, el senador Iñaki Anasagasti afirmó que "lo importante es que se reconozcan los méritos en vida y, sobre todo, que este tipo de cosas no ocurran de manera póstuma". "Honrar, honra, y esta es una sociedad muy árida y muy poco agradecida", indicó.

Entre los asistentes al acto se encontraban también el defensor del Pueblo, Enrique Múgica: el ex ministro de Hacienda Cristóbal Montoro; la eurodiputada popular Luisa Fernanda Rudi, la artista Sara Montiel; el actor asturiano Arturo Fernández y los periodistas Jaime Peñafiel, Fernando Jáuregui, Pilar Cernuda y Carmen Rigalt, entre otros.

De 89 años, el homenajeado es licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo de donde es natural, e ingresó en el ejército donde llegó a ser Interventor General en 1980 y se le concedió el título honorífico de Teniente General. Asimismo, en 1975 fue nombrado subsecretario de la Presidencia del Gobierno a propuesta del ministro Alfonso Osorio, y del Ministerio de Información y Turismo un año más tarde en los gobiernos de Arias Navarro.