Jane Fonda
Jane Fonda - Fotograma

Jane Fonda cumple 80 años: «No volvería a mi juventud ni por todo el dinero del mundo»

En la actualidad luce una melena corta y siempre aparece con maquillaje natural que destaca sus impresionantes ojos azules

ABC.ES
MadridActualizado:

Dos Oscars y muchos otros premios celebrarán su décimo octavo cumpleaños, sin embargo la veterana actriz Jane Fonda no está dispuesta a retirarse, a su edad sigue tan activa como siempre rodando todas las películas y series que su agenda le permite. La edad ni se ve ni se siente en esta mujer, símbolo de independencia, feminismo y empoderamiento mucho antes de que surgieran los movimientos feministas.

Fonda está en la cumbre desde los años 60, se mueve con la soltura y la seguridad que solo los años y la experiencia aportan y conoce a la perfección que la clave es mantener la naturalidad y alejarse de las estridencias. La actriz ha mantenido su cabello rubio desde que apareció por primera vez en la pantalla del cine, fue en 1960 con la película «Me casaré contigo». En la actualidad luce una melena corta y siempre aparece con maquillaje natural que destaca sus impresionantes ojos azules. Fue en 1972 cuando apareció «coronada» con un casco de combate y se ganó el apodo de «Hanoi Jane», así como el desprecio de buena parte de sus compatriotas. Sobre aquel episodio, Jane Fonda confesó sentirse arrepentida. Sin excusas, sin pelos en la lengua. Los años no le han quitado ni un ápice de interés, frescura y descaro. Igual que cuando hacía proclamas antibelicistas en una multitudinaria rueda de prensa en Vietnam.

No necesita nada para mostrarse tal y como es. Sobre su impresionante aspecto también habla muy claro. «Me he sometido a la cirugía plástica. Ya he hablado sobre ello. Eso no importa. Lo que importa es darse cuenta de que siempre se puede mejorar, que hay que mantener la fe. Se hace más difícil a medida que uno envejece, pero hay que seguir siendo valiente e ir más allá de tu zona de confort y ver lo que necesitas conseguir para convertirte en quien se supone que debes ser». Sobre su carrera y su influencia como personaje público, se plantea una duda: «¿Cómo puedo seguir siendo una persona interesante y relevante?». De momento, cada una de sus apariciones en la alfombra roja son aplaudidas, así como sus trabajos en televisión. Es más, admite que se encuentra en la mejor época de su vida: «No volvería a mi juventud ni por todo el dinero del mundo»

Tras el huracán provocado en Hollywood por el escándalo Weinstein, que salió a la luz en octubre gracias a las informaciones publicadas por «The New York Times» y «The New Yorker» y que generó que hasta ochenta mujeres compartieran sus experiencias sobre abusos y acoso. Jane Fonda aprovechó para abrirse por primera vez y reconocer que había sido víctima de una violación. «Fui violada cuando era una niña y me han despedido porque no me he acostado con mi jefe y siempre pensé que era por mi culpa», explicado a principios de este mes en una entrevista con The Edit. «Me costó 60 años aprender a decir que no». Su pasado le inspiró para convertirse en una feminista y defensora de los derechos de la mujer. «Una de las cosas que debe lograr el movimiento femenino es que las mujeres se den cuenta que una violación no es por su culpa», agregó. En 2001, la actriz fundó el «Centro Jane Fonda para la Salud Reproductiva Adolescente», una organización que ayuda a prevenir el embarazo en menores de edad.