ABC

James Bond, en peligro por una huelga

Actualizado:

La industria fílmica británica está de huelga después de que el sindicato que representa a los actores convocara el martes a sus miembros a que se sumasen a la huelga que se declaró por disputas salariales. Entre las películas que podrían verse afectadas se encuentra la nueva entrega del agente secreto 007, James Bond, prevista para el año 2002 en la que el agente recurrirá al IRA para rescatar al primer ministro británico, secuestrado por disidentes republicanos y que estará protagonizada de nuevo por Pierce Brosnan. El sindicato Equity, que representa a 36.000 actores británicos, instó a sus miembros a negarse a trabajar en cualquier proyecto planificado a partir del 1 de diciembre tras el fracaso de las negociaciones mantenidas con las productoras. Por su parte la televisión no se va a ver afectada y la segunda parte de la película de Harry Potter no corre peligro pues se llegó a un acuerdo con la productora Warner Brothers