Jacobo Miralles
Jacobo Miralles - Instagram

Jacobo Miralles: «No voy a dejar mi trabajo para dedicarme a la música»

«Pura Vida», un tema compuesto por Jacobo Miralles junto a Ignacio Aranguren y que en 10 días se ha convertido en el segundo tema más viral de España en Spotify

MadridActualizado:

La idea surgió el pasado 16 de abril, cuando Jacobo Miralles volvía de esquiar con amigos en Andorra. «La letra está inspirada en mi hermana Julia, que se tatuó ‘Pura Vida’ en el costado y que conquista a cada persona que pasa por su vida». Una vez compuesto lo que sería el primer boceto, el estribillo se envió a Nacho Aranguren: amigo, poeta y rapero en sus tiempos libres, para que hiciese las correcciones oportunas y aportase su visto bueno. «Aranguren y yo siempre habíamos coqueteado con la idea de hacer una canción juntos, pero no se había materializado», sobre el estribillo escrito por Millares, Nacho Aranguren se encargó de escribir el resto de la canción. «Él estaba en Holanda, por lo que la creación de la canción fue a distancia», un trabajo que requirió numerosos cambios y correcciones hasta conseguir el resultado final.

La grabación se realizó en apenas tres horas, solo guitarra y voz. De casualidad Pedro Barceló, batería de Joaquín Sabina y Serrat, escuchó el tema e improvisó una batería que añadieron a la pieza final. A las pocas semanas «Pura Vida» se había convertido en la segunda canción más viral en España de la aplicación musical Spotify. Compitiendo con artistas consolidados de la talla de Rihanna, DJ Khaled, Gente de Zona, Morat o Álvaro Soler.

Han saltado a la fama de la noche a la mañana y todavía no se lo creen. ABC ha contactado con Jacobo Miralles, hijo del periodista Melchor Miralles, para preguntarle cómo lleva su reciente éxito.

Viendo la buena acogida que ha tenido «Pura Vida», esto podría ser el empujón necesario para llegar al estrellato… ¿Le gustaría dedicarse a la música de manera profesional?

No. Aranguren es ingeniero y yo me dedico a los negocios y hay muy poca probabilidad de que nos dediquemos a esto profesionalmente. No voy a dejar mi trabajo para dedicarme a la música, lo más probable es que lo deje como hobbie a no ser que me llegue una oferta que no pueda rechazar, lo cual no va a ocurrir.

¿Por qué no?

Tuve problemas de voz de pequeño y a los ocho años me operaron. El médico dijo que no había pasado a quirófano por esto a nadie tan joven. Era la típica operación de gente que trabaja en radio y en televisión. Por regla general tengo bastante tendencia a destrozarme la voz y a quedarme afónico a la mínima. Ahora ya menos porque me cuido, bebo mucha agua, no bebo mucho alcohol, que eso te perjudica mucho, pero igualmente no podría hacer una gira de tocar todos los días, eso también es una limitación para mí.

¿Todas las canciones que escribe están inspiradas en su vida real?

Sí, claro. A mí me gusta que los discos cuenten historias, pienso que la música tiene cada vez menos contenido. Mi música es como la radio de mi mente. Es una de las cosas por lo que pienso que ha triunfado «Pura vida», porque sinceramente la canción está producida bastante mal. Lo que ha calado es el mensaje.

Desde que su canción se hizo famosa, no han dejado de compararle con Willy Bárcenas y su grupo «Taburete».

Les respeto como artistas aunque yo no les escucho porque no es un estilo que me vaya mucho. Me alegro que Willy haya superado el tema del apellido que tanto tiempo le lastró. Lo que tienen que conseguir ahora es pasar de ser un bombazo a ser un artista que te mantengas en el tiempo, porque eso es lo difícil y es un reto que tendrán que superar los de Taburete. Pero bueno, como yo no me quiero dedicar a esto yo no le considero un competidor. Mucha gente de mi entorno le conoce y yo estaría encantado de hacer algo con él.

Su padre es Melchor Miralles, ilustre periodista, ¿Cómo le sienta el hecho de que le presenten como «hijo de»?

No me gusta nada que se me asocie a mi padre. Es mi padre, estoy orgullosísimo y aprendo mucho de él. Nada de lo que he hecho ha tenido nada que ver con mi padre ni me he beneficiado de los contactos de mi padre para promocionarme en temas profesionales. No rehúyo del apellido de mi padre. Cambié mi apellido artístico no para que no se me relacionase con mi padre, en ese momento ni lo pensé. Quería empezar de cero con una parte misteriosa y mística. No iba a poner Jacobo Miralles en ninguna ocasión. Que alguien lo averigüe no me parece mal, me molesta un poco que se use para conseguir clicks.