Isabel Gemio
Isabel Gemio - Jaime García

Isabel Gemio: «El diagnóstico de mi hijo fue una sentencia de muerte prematura»

La periodista confiesa que cuando adoptaron a Gustavo no sabían que estaba enfermo

MadridActualizado:

Esta semana, la periodista Isabel Gemio comienza la gira de promoción de su nuevo libro: «Mi hijo, mi maestro», en el que cuenta la dureza de tener un hijo con distrofia muscular de Duchenne, la enfermedad degenerativa que padece su hijo adoptivo Gustavo y que provoca la paralización de los músculos. «Fue terrible que mi hijo ya no pudiera abrazarme», confiesa.

Ver esta publicación en Instagram

Ya vuela solo buscando unas manos que lo cojan, unos ojos que lo lean, una vitrina para reposar. Ya vuela sin mí este “ hijo” tan especial . Cuídalo.

Una publicación compartida de Isabel Gemio Cardoso (@gemio_isabel) el

En la amplia entrevista que ofrece a la revista «Lecturas», la periodista confiesa que cuando adoptaron a Gustavo no sabían que estaba enfermo: «Llegó con 9 meses y el diagnóstico lo recibió a los 23 meses. Tenemos recuerdos maravillosos, fue demasiado poco tiempo», sin embargo decidió enfrentarse a los problemas que le daba la vida con la mejor de sus sonrisas: «A pesar de todo, me aferré a la alegría de Gustavo, a su vitalidad y al cariño que nos daba. Luego tuve otro hijo y la vida tiraba más que el dolor», confesó.

A los pocos meses de adoptar a Gustavo, Isabel Gemio se quedó embarazada de Diego: «Su relación es preciosa. Hemos vivido cosas maravillosas, de mucho amor. Entre los tres hemos construido un muro ante el dolor», y confesó que su hijo le dijo con seis años que quería dar sus piernas a su hermano enfermo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Isabel Gemio Cardoso (@gemio_isabel) el

La periodista reveló que sufrió una terrible depresión y que incluso tuvo que solicitar la ayuda de psicólogos y psiquiatras: «No piensas que a un hijo se la den tan prematura. Eso sí, las cosas en 20 años han cambiado y hay medicación que se está probando en niños» y asegura que «mi vida se ha roto con esta sentencia de muerte prematura», sentencia.