EFE

«Mujerhoy» premia a las mujeres más sobresalientes

En la ceremonia, que tuvo lugar en el Casino de Madrid, se galardonó a Isabel Coixet, Ruth Beitia, Virginia Martínez y Cristina Yanes

Actualizado:

Con una alfombra roja impresionante se celebró este martes la entrega de los Premios «Mujerhoy» en el Casino de Madrid en una ceremonia que presentó Raquel Sánchez Silva y reunió a importantes personalides. El primero en subir al escenario fue el doctor Zamorano, que recibió su homenaje de manos de la actriz Marta Hazas. «La salud de la mujer es diferente porque es un concepto más amplio y lo sé por mi experiencia como cardiólogo. Las mujeres tenían satisfacción y alivio al darles el alta porque son expertas en cuidar a los demás pero no en cuidaros. En el Ramón y Cajal cuidamos a las mujeres en una unidad especial. Tenéis que cuidaros más para poder seguir cuidando a los demás».

La atleta Ruth Beitia recibió su trofeo de manos de Ana Rosa Quintana y el consejero delegado de Vocento Luis Enríquez. Muy emocionada dedicó su triunfo, no sin antes felicitar a las otras galardonadas y levantar el aplauso de los asistentes al recordar cómo abraza la bandera española cada vez que consigue una de sus muchas medallas en el salto de altura. «Soy lo que soy gracias a mi madre», dijo más que emocionada y con su madre en primera fila.

La directora de la orquesta sinfónica de Murcia Virginia Martínez también recordó la figura de su madre, a quien reconoció que gracias a ella «pude cumplir mi sueño de convertirme en directora de orquesta». Dedicó su premio a sus hijas y a su marido: «Ellos son los que me levantan cuando caigo y nunca dejaré de agradecérselo».

La joyera Cristina Yanes se rodeó de su familia y amigos. La ocasión lo merecía. Su labor como diseñadora de la conocida firma de joyas la ha hecho merecedora de este premio que le dio su íntima Paloma Cuevas. «Quiero dar las gracias a mi amigas del alma porque han movilizado a media España para que me votaran», señaló divertida para luego ensalzar la figura de su amiga Paloma Cuevas de quien dijo cosas maravillosas. Cristina señaló a sus padres, presentes en la gala, y destacó «los grandes profesionales y maestros de la joyería que son», aunque decidió compartir el premio con su madre. «Es una mujer única y excepcional, por eso es el mejor ejemplo de muujer de hoy, mujer de ayer y mujer de mañana por eso este premio es de las dos». Se despidió dedicando sus últimas palabras a su marido, el empresario hotelero José Luís Santos.

Cerró el acto la directora de cine Isabel Coixet, nominada a doce premios Goya por su película «La librería», quien tuvo a su lado a la actriz Leonor Watling para este momento. «Odio dar discursos y encima me toca la última», señaló divertida. Reivindicó la prensa de papel frente a la era digital y el placer «de tomar un café con churros mientras lees la prensa».

El presidente de Vocento Santiago Bergareche cerró el acto, tras lo cual el ministro Íñigo Méndez de Vigo se dirigió a todos los invitados para confesar que era un lector de «Mujer Hoy»: «Así intento entender mejor a las mujeres». Tras las palabras se sirvió una cena de gala.