Mario Vaquerizo - Ernesto Agudo

InstagramMario Vaquerizo sigue sin superar sus problemas de salud

Su hiperactividad ha sufrido un pequeño bajón durante las fiestas navideñas a causa de un «pinzamiento en la espalda»

MadridActualizado:

La energía que trasmite Mario Vaquerizo (43 años) es la misma que se ve a través de la pantalla: todo natural, nada sobreactuado. Desde su participación en «MasterChef Celebrity», la fama del polifacético marido de Alaska ha crecido como la espuma.

Sin embargo su hiperactividad ha sufrido un pequeño bajón durante las fiestas navideñas a causa de un «pinzamiento en la espalda» que le obligó a estar «desaparecido y metido en la cama», tal y como él mismo publicó a través de su perfil de Instagram: «Llevo varios días desaparecido y metido en la cama por culpa de un pinzamiento o como se diga en la espalda que me sigue teniendo k.o y sin ganas de nada ni nochevieja ni contestar a mensajes ni ganas de hablar ( y mira que es difícil)... en fin un cuadro y con un diagnóstico que me obliga a estar en reposo durante más de una semana. Pero como soy una mariquita inquieta y no puedo quedarme quita fiel a mi naturaleza solo desearos lo mejor para este año y avisaros que en breve el huracán vaquerizo volverá por la puerta grande mientras tanto besos para todas», escribió junto a una original imagen suya.

Ver esta publicación en Instagram

A ver cómo empiezo: Antes de nada muy feliz Año nuevo a todos. Llevo varios días desaparecido y metido en la cama por culpa de un pinzamiento o como se diga en la espalda que me sigue teniendo k.o y sin ganas de nada ni nochevieja ni contestar a mensajes ni ganas de hablar ( y mira que es difícil)... en fin un cuadro y con un diagnóstico que me obliga a estar en reposo durante más de una semana. Pero como soy una mariquita inquieta y no puedo quedarme quita fiel a mi naturaleza solo desearos lo mejor para este año y avisaros que en breve el huracán vaquerizo volverá por la puerta grande mientras tanto besos para todas. Gracias a @gattimania por el súper retrato que forma parte del xmas navideño de @fangoriaoficial y Nancys Rubias. Y Gracias a @alaskaoficial por los cuidados y a @littlejoe_es y @martavaquerizooficial por aguantarme mis momentos de delirios

Una publicación compartida de Mario (@mariovaquerizooficial) el

Ante la preocupación de sus seguidores, el televisivo subió una imagen el Día de Reyes junto al típico roscón, en la que confesaba que había engordado un poco: «Aquí la del cuello torcido que sigue inmovilizada pero feliz celebrando el día de reyes. Aunque no he comido mucho porque tanto descanso impuesto se traduce en un engordamiento que no es normal y estoy tipo gordita rellenita que no es ni medio normal. En fin... los dolores siguen pero no van a poder con esta Nancy pesada que está deseando volver a ser una mariquita inquieta que ese es mi estado natural».

Ver esta publicación en Instagram

Aquí la del cuello torcido que sigue inmovilizada pero feliz celebrando el día de reyes en casa de @martavaquerizooficial gracias a la familia por los regalos y el roscón aunque no he comido mucho porque tanto descanso impuesto se traduce en un engordamiento que no es normal y estoy tipo gordita rellenita que no es ni medio normal. En fin .. lis dolores siguen pero no van a poder con esta Nancy pesada que está deseando volver a ser una mariquita inquieta que ese es mi estado natural

Una publicación compartida de Mario (@mariovaquerizooficial) el

Hace tres días también subió una imagen la que informaba de los avances en su estado de salud: «Hoy tocó resonancia pero cogí algo de fuerzas y nos venimos a Casa Bibiana a ver si recupero energía a la vez que inspiración para rematar el nuevo libro dedicado a mis rockeras y rockeros favoritos. Ya queda poco. Dolorido desesperado pero feliz. Qué se le va a hacer. Estoy vieja, lo sé amigas», escrbía junto a una imagen suya en la que aparece frente a un ordenador portátil.

Ver esta publicación en Instagram

Muy buenas tardes. Y yo sigo aquí como Paulina Rubio. Hoy tocó resonancia pero cogí algo de fuerzas y nos venimos a Casa Bibiana a ver si recupero energía a la vez que inspiración para rematar el nuevo libro dedicado a mis rockeras y rockeros favoritos.Ya queda poco. Dolorido desesperado pero feliz. Qué se le va a hacer. Estoy vieja lo sé amigas. feliz sábado

Una publicación compartida de Mario (@mariovaquerizooficial) el