Dulceida
Dulceida - Maya Balanya

InstagramDulceida sobre sus «haters»: «Cada vez la gente es más maleducada»

La influencer ha llegado a leer comentarios tan hirientes como «ojalá que te atropelle un camión»

MadridActualizado:

Con más de dos millones de seguidores en Instagram, Aída Domenech, más conocida como Dulceida, se ha coronado como una de las blogueras de moda más mediáticas de la actualidad. La «it girl» ha protagonizado esta semana una polémica durante su viaje a Ciudad del Cabo (Sudáfrica) junto a su mujer Alba Paul, un safari y un curso de inglés con todo pagado gracias al patrocinio de una conocida promotora internacional de cursos de idiomas. Durante sus vacaciones, la influencer desató una oleada de críticas en las redes por «presumir» de haber hecho felices a dos niños africanos al regalarles unas gafas de sol: «Una hora con ellos no ha sido suficiente! Feliz por haberlos hecho sonreír», publicaba en su Instagram Stories junto a la instantánea.

Lejos de alejarse de las críticas de los internautas, su mujer publicó una imagen en la que aparecía dándose un baño de burbujas en una ciudad que actualmente está sufriendo una preocupante sequía, lo que ha llevado a las autoridades a establecer medidas drásticas. Dos imágenes que despertaron rápidamente la ira de los usuarios de Twitter.

La influencer no tardó en disculparse emitiendo un comunicado en el que pedía respeto a los usuarios de las redes sociales que, según aseguraba, le llegaron a desear la muerte. «Se me ha insultado, se me ha vejado, se me ha maltratado con total vehemencia [...] por publicar en Instagram una foto donde no hago daño a nadie. Las críticas se pueden entender, pero hay límites que no se deben superar», explicaba a través de sus diferentes cuentas.

Los «haters»

Días antes de emprender su viaje, habló con ABC durante la presentación de la nueva Venus Swirl, firma de la que la bloguera es imagen, sobre la relación con sus «haters». «Ahora me afectan más las críticas que antes porque pienso que cada vez la gente se está volviendo más maleducada», y aseguró que « los comentarios sobre mi físico me da más igual, lo que me molesta son las críticas por la conducta».

La que ahora es la profesión que la sustenta comenzó como un simple «hobby»: «Cuando empecé con 'Fotolog' quería un nombre que llevase la palabra 'dulce' pero que no significase nada y así surgió 'Dulceida'». Desde ese momento su éxito comenzó a crecer como la espuma hasta el punto en el que las marcas se la rifaban para promocionar sus productos: «Al principio hice muchas cosas gratis, solo por amor al arte», aseguró.

Cierre del histórico foro de Vogue

Hace tan solo dos meses, Alexandra Pereira, más conocida como «Lovely Pepa», decidió dar un paso al frente y denunciar en su canal de Youtube el acoso que sufría en los foros de la página web de la revista Vogue. Tras la polémica, la publicación española anunciaba el cierre de su histórico foro incidiendo en su «compromiso con el respeto a la mujer y entre mujeres».

«Lovely Pepa» no era la única que sufría continuas faltas de respeto a través de la web, Dulceida también: «Entre nosotras siempre hemos hablado de esos foros porque nos ponían 'a parir'. Era un tipo de haters que se inventaban historias sobre mí y mi familia», afirma asegurando que llegó a leer comentarios tan hirientes como «ojalá que te atropelle un camión». La influencer aseguró estar convecida que la empresa era consciente del acoso y no hizo nada hasta que el vídeo se volvió viral: «Estoy segura de que lo sabían. Está claro que no entraban cada día, pero a la mínima que entrasen una vez ya se podía ver».

En defensa de su trabajo

Cada vez es más común ver en los medios a personas catalogadas de «influencers», un trabajo relativamente reciente que ha generado opiniones dispares entre los que opinan que su vida es «un chollo» que tan solo consiste en recibir productos y viajar gratis a cambio de publicar fotos anunciando la marca y lo que defienden que este es un trabajo como cualquier otro. «Me hace mucha gracia las personas que piensan que no hago nada. Yo llevo trabajando desde 2011 para crear la empresa que ahora tengo», respondió con cierta indignación.

Madrid fugaz para la presentación de mi anuncio con @gillettevenuses 💃🏽 Todo lo que llevo etiquetado en la foti ❤️

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida) el

«Mi trabajo consiste en crear contenidos en redes sociales, estilista -aseguró que a pesar de que mucha gente se piensa que está asesorada ella es la única que define su estilo-, y todo el trabajo de márketing que incluye contestar emails, generar campañas, llevar las redes sociales y todo eso».