Cristina Cifuentes
Cristina Cifuentes - Gtres

InstagramCristina Cifuentes repite la polémica frase que indignó a las feministas: «Sin tacón no hay reunión»

La presidenta siempre se ha caracterizado por expresar su gusto por la moda y defender la importancia de la imagen

Cristina Cifuentes puede enfrentarse a 3 años de prisión, según ha citado la Fiscalía

MadridActualizado:

La dimisión de Cristina Cifuentes el pasado 25 de abril fue un duro varapalo para todo el partido. La expresidenta de la Comunidad de Madrid se vio obligada a renunciar a su cargo tras la publicación de un vídeo en el que aparece tras robar dos botes de crema en un supermercado, en el año 2011 y tras el caso del máster, el escándalo que puso fin definitivamente a la carrera política de la también presidenta del PP de Madrid.

Sin embargo, la expolítica, una persona cercana, de trato muy afable y que no se muerde la lengua, incluso cuando tiene que dar su opinión sobre temas peliagudos, está tranquila como colegiada del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) para ejercer como abogada en la nueva etapa laboral que comenzó el pasado mes de octubre tras dejar el Gobierno regional.

Instagram
- Instagram

Muy activa en redes sociales, la expolítica muestra a sus más de 5.000 seguidores en Instagram su nueva y tranquila vida familiar alejada de la política. Sin embargo su paz se ha visto salpicada por una nueva polémica surgida en Instagram donde Cifuentes ha publicado una foto donde aparecen sus pies luciendo unos tacones negros bajo el título: «Sin tacón, no hay reunión». Una declaración que realizó en una entrevista publicada en abril de 2017 y que provocó una oleada de críticas por parte de grupos feministas, quienes aseguraban que «con sus palabras sólo ha conseguido hacer una afrenta al feminismo y a las mujeres que han conseguido derechos para las mujeres. Es una falta de respeto».

Cristina Cifuentes dedicó parte de sus esfuerzos en el Gobierno para defender el papel «muy importante» del feminismo para lograr la igualdad. «El problema del feminismo tradicional es que en algunas ocasiones se ha identificado con la defensa de las mujeres, pero a costa de ir en contra de los hombres. Yo creo que ellos han de ser nuestros aliados, no nuestros enemigos», aseguró en abril de 2017.

La presidenta siempre se ha caracterizado por expresar su gusto por la moda y defender la importancia de la imagen: «cuando estás representando a los ciudadanos tienes que hacerlo con dignidad y eso incluye cuidar tu aspecto físico». Asimismo, bromeó con que «cuando te reúnes con hombres y «te haces la rubia», pero sin bajar la guardia, consigues muchísimo más».