Anabel Pantoja
Anabel Pantoja

InstagramAnabel Pantoja la lía al utilizar a niñas en su viaje a Cuba para publicitar marcas

La prima de Kiko Rivera, que aparece en unos vídeos de Instagram regalando productos de belleza y gafas de sol a unas niñas sin olvidarse de etiquetar las firmas de los artículos, ha tenido que pedir disculpas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los vídeos que ha subido Anabel Pantoja a su cuenta de Instagram de su viaje a Cuba han dejado en un segundo plano a las fotografías que, en su momento, publicó Dulceida de su escapada a África. Ambas recibieron un aluvión de críticas por el uso de los niños de los respectivos lugares en la promoción de alguna marca, criticando la poca sensibilidad de ambos rostros conocidos con los menores.

Dulceida lo hizo con unas gafas de sol de Miss Hampstons con su nombre serigrafiado, por lo que fue muy criticada. «Hola, niñicos negros. Soy Dulceida y vengo a traeros algo para que por fin os podáis llevar algo a la boca: ¡Mi nueva línea de gloss!» escribía un usuario en Twitter con cierta ironía.

Se desconoce si Anabel Pantoja era conocedora de lo que le había sucedido a Dulceida, pero lo cierto es que ha hecho algo similar en su viaje a Cuba. La prima de Kiko Rivera ha disfrutado de unos días de vacaciones en La Habana que no ha dudado en compartir con todos sus seguidores, como es habitual.

En uno de los vídeos de Instagram aparece Anabel Pantoja regalando gafas de sol y pintalabios a unas niñas, sin olvidarse de etiquetar las marcas de los productos en la parte inferior de la imágenes. Las reacciones en las redes sociales no tardaron en llegar y Anabel Pantoja se ha visto obligada a explicar lo sucedido, asegurando que no quería hacer publicidad.

«Obviamente no estoy publicitando una marca de gafas. Es que todas esas marcas, como amigos, como gente, me han dado un montón de cosas para meterlas en la maleta y cederlas. No quería dañar la moral de cada ser humano que me está criticando. Aún así, sigo diciendo que lo he hecho con muchísimo gusto sobre todo para darle una ilusión a los niños y no para que sea publicidad», dice.

Tras esto ha decidido eliminar los polémicos vídeos y recalcar que no quería hacer daño a nadie: «Pido disculpas desde aquí por supuesto, que yo no quería publicitar ni comercializar con menores. Al revés, lo que quería era sacarles una sonrisa. Jamás haría nada en contra de un menor, adoro a los niños. Pido disculpas de nuevo y que quede claro que adoro a los niños y que doy lo que sea por ellos».