Reina Isabel II - GTRES

Inglaterra ensaya un plan de actuación para cuando la Reina Isabel II fallezca

Según la prensa británica, miembros del Ejecutivo se han reunido para abordar el protocolo a seguir en caso de que fallezca la soberana. Es la llamada operación «London Bridge»

MadridActualizado:

El Gobierno inglés ya se prepara ante la posible muerte de la Reina Isabel II. El acontecimiento fue solo un ensayo, pero se estableció que cuando eso ocurriese decretarán diez días de luto nacional y su hijo mayor, Carlos, queocupará el cargo, visitará Escocia y Gales poco después de la muerte para «mostrar que son una parte integral de su reino».

Este preparativo hace saltar las alarmas, teniendo en cuenta que la Reina, se tuvo que ausentar en un acto en la Catedral de San Pablo por encontrarse indispuesta. No es la primera vez que el estado de salud de la monarca preocupa a la nación, hace un par de años tuvo que retrasar un viaje debido a un resfriado. Los días de luto se dividen en dos partes. Los nueve primeros días se hacen procesiones ante el féretro y el décimo día se hace sonar el Big Ben a las nueve de la mañana. Tras la campanada, dos horas más tarde, comenzaría el funeral en la Abadía de Westminster.

Este será el primer funeral de Estado en Gran Bretaña desde 1965, tras la muerte del primer ministro Winston Churchill, a quien la Reina Isabel II le concedió el honor de celebrar un funeral de Estado.

Ha sido el «número dos» del gabinete del Gobierno británico, David Lidington, quien presidió el pasado jueves una reunión con diversos miembros del Ejecutivo en la que se abordó el plan a seguir en caso de muerte de la reina Isabel II, según ha desvelado el periódico «The Sunday Times». A la «extensa» reunión asistieron, entre otros, el ministro de Interior, Sajid Javid, la líder del Partido Conservador en la Cámara de los Comunes, Andrea Leadsom, y el ministro para Escocia, David Mundell.

Sí que es cierto es que explicaron que no se trataba de un encuentro motivado por «preocupaciones específicas» acerca de la salud de la monarca, a pesar de que se produjo la misma semana en la que la Reina canceló su asistencia a un servicio religioso, al que acudió Angelina Jolie, en la catedral de San Pablo de Londres por sentirse indispuesta.

Diversas fuentes señalaron que la operación, conocida como «London Bridge», es un plan de actuación en caso de muerte de la Reina que las autoridades británicas tienen preparado desde hace años y que está en «permanente» actualización.