La Infanta Doña Elena, junto a la archiduquesa María de Rusia

La Infanta Doña Elena visitó El Rastrillo

CARLOS GALINDO
Actualizado:

Como es habitual en cada cita de El Rastrillo, un miembro de la Casa Real realiza una visita para apoyar con su presencia la obra benéfica que realiza Nuevo Futuro. Ayer, y de manera informal, la Infanta Doña Elena recorrió diversos puestos a lo largo de todo el recinto, que cada vez acoge más público. Vestida con un pantalón de pana negro y un jersey de cuello alto de rayas multicolores, Doña Elena realizó diversas compras, además de saludar a a distintas personas en otros puestos y al público en general que la paraba en el recorrido. Así, en el stand de San Claudio, donde venden todo tipo de vajillas a buen precio, la Infanta se interesó por un juego de té para diario, aunque no llegó a comprarlo. En El Tombolón compró varias papeletas para probar suerte; también visitó a las damas que regentan el puesto de la Orden de Malta, el Hogar Don Orione, la Fundación Padre Arrupe, La Casta y la Susana, y el puesto de Rusia que regenta S.A.I. la gran duquesa María de Rusia, entre otros.

También visitó ayer El Rastrillo, para almorzar en Caserío Bilbao junto a su amiga la marquesa de la Vega de Anzo, la titular del Ministerio de Medio Ambiente, Elvira Rodríguez, que iba acompañada por Silvia del Valle.

Asimismo se encontraba entre el público Teresa Caramé, directora general de Turismo de la Comunidad de Madrid, quien nos comentaba que desde su Departamento quiere impulsar El Rastrillo como un acontecimiento a nivel nacional, para que vengan a comprar desde otras Comunidades. En ello abundaba la presidenta de Las Xanas, Pilar, quien nos adelantó que hay mucho visitante de fuera de Madrid. «Lo sabemos por la cantidad de envíos que realizamos a provincias. Se está vendiendo muy bien y objetos de valor», comentó.

También ayer hubo tiempo para el arte. Y esa palabra se hace realidad con la presencia de Carmen Sevilla, que quiso ver en directo el cuadro que le ha realizado Urbano Galindo y que luce en su puesto junto al de otras señoras como la Duquesa de Badajoz, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, María García de la Rasilla o Carmen Cervera, entre otros. Carmen, fue recibida por Fuenciasla Pombo, directora de El Rastrillo, quien le ofreció un original centro realizado artesanalmente con verduras. «Me ha sacado guapísima», comentaba la Sevilla, mientras alguien le decía que el cuadro «reflejaba lo bueno que llevaba dentro, su belleza interior». Carmen Sevilla, tras posar junto a su retrato para las cámaras, se trasladó a La Venta del Toro donde, después de marcarse una rumba con uno de los componentes del grupo sevillano Entre Paréntesis, recibió el mandil del puesto de manos de Maribel de la Fuente. Allí estaba el actor Arturo Fernández, a quien se lo impuso la marquesa de Rocamora. Otros nombres del mundo del teatro también fueron distinguidos. Por allí encontramos también al modisto Juan Rufete acompañado por Alicia Viladomar, quien prepara una retrospectiva de su padre, el conocido pintor Domingo Viladomar para el mes de diciembre en Madrid. Más tarde, en el mismo lugar vimos a Marc Ostarcevic, acompañado de María, rubia ella, según los gustos del ex de Norma Duval. Por la tarde, la cantante Rocío Dúrcal visitó, junto a su marido, Antonio Morales «Junior», el puesto «Musicalísimo», que regenta Roxeta Arbex, y que fue montado para promocionar a Los Brincos, aunque ahora también venden antigüedades. La presentadora de televisión Juncal Rivero realizó también una visita por distintos stands. Pocas mesas había libres en los distintos puestos que ofrecen una gran variedad de menús que ceden gratuitamente los mejores restaurantes madrileños. Así, en El Rincón del Gourmet estaban comiendo la académica Carmen Iglesias, asidua estos días, junto al director de la Academia de la Historia, Gonzalo Anes; en otras mesas estaban Isabelita Perón, o el ex ministro Fernando Suárez, quien posteriormente, en su paseo por El Rastrillo, saludó a Miriam Suárez, hija del ex presidente Adolfo Suárez.

Como ya informamos, en La Parrala se ofreció un homenaje al ya ex matador José Ortega Cano, donde recibió una placa conmemorativa de manos de la presidenta del puesto, Ángela Figueroa, duquesa de las Torres, a la que acompañó Rocío Jurado.