Marcus Essabri, sobrino del emir de Dubái
Marcus Essabri, sobrino del emir de Dubái - Nine Network.

Las impactantes declaraciones del sobrino del emir de Dubái sobre el maltrato hacia las mujeres

Marcus Essabri ha denunciado la violación de los derechos humanos de los Emiratos Árabes

ABC
MadridActualizado:

La fuga de la Haya de Jordania junto a sus dos hijos se ha convertido en el culebrón del verano. A tan solo una semana de que se celebre el juicio que decidirá la custodia de pequeños que la princesa tiene fruto de su matrimonio con Mohammed bin Rashidal Maktum, un sobrino del emir de Dubái ha ofrecido unas polémicas declaraciones en las que se posiciona en contra de su tío. En ellas, Marcus Essabri asegura que confía en que el Tribunal Superior de Londres destape y castigue el maltrato que sufren en palacio la Princesa Haya y dos de sus primas, Shamsa y Latifa. «Creo que si me quedo callado, esto no va a parar nunca», ha declarado durante una entrevista para la televisión australiana.

Essabri conoce a la perfección las pésimas condiciones de vida a las que las mujeres se enfrentan cada día en su país, y por ello apoya públicamente la decisión de la Princesa: «La única persona que conoce la verdad sobre lo que les pasó a mis primas Latifa y Shamsa es la princesa Haya. Espero que aproveche el caso judicial para contar al mundo cómo han sido tratadas. Tiene la oportunidad de hacer algo bueno por esas pobres mujeres», y añadió: «A un animal no se le trataría de la manera en la que ellas han sido maltratadas».

Shamsa y Latifa

El sobrino del emir ya había denunciado en otras ocasiones la situación que estaban sufriendo sus primas con las que, según cuenta en una entrevista al diario «The Times», solía jugar de pequeño.

En 1999, Shamsa le llamó por teléfono para confesarle su plan de huida. Preocupado, Marcus contactó con su tía para poder solventar el problema, pero la reacción de Huriah Ahmed Al M'aash fue la de enfadarse con él. Al poco tiempo recibió una carta de la Princesa para disculparse por la actitud de su madre: «Estaba pensando en escaparme. Sé que eso no solucionará ninguno de mis problemas, y por eso he decidido volver a hablar a mi madre. ¡Pero ahora me he dado cuenta de que todavía no estoy satisfecha!», decía la carta.

Un año después, Shamsa decidió escapar cuando se encontraba en Reino Unido, objetivo que no consiguió debido a que fue interceptada en Cambrigde y devuelta junto a su padre. El castigo que la joven recibió fue la prisión donde ha permanecido durante ocho años. Su hermana Latifa, alertada por la situación, también comenzó a preparar su plan de fuga el cual emprendió el año pasado sin éxito, siendo devuelta a Dubái.

Marcus Essabri

Marcus nació en Marruecos y a los 12 años se mudó a Dubái. A los 14 años fue matriculado en un colegio británico por el que abandonó el emirato de su tío. Actualmente está viviendo en Reino Unido, donde hace diez años quiso cambiar su vida convirtiéndose en transexual, como él se declara, y llegando a la corte del emir con el nombre de Fatima: «Si me hubiera quedado allí, no creo que hubiese sobrevivido».