Brendan Fraser
Brendan Fraser - AP

El impactante cambio físico de Brendan Fraser

Un cambio reflejo de su declive profesional, ya que ahora sólo ha trabajado en producciones independientes de bajo presupuesto

MadridActualizado:

Esta semana han salido a la luz unas fotos de Brendan Fraser, de 48 años, en las que aparece totalmente descuidado y muy desmejorado con un claro sobrepeso y una calvicie muy pronunciada. Las imágenes, que han impactado a sus fans, han llegado incluso a preocupar a algunos de sus seguidores que no han dudado en comentar sobre sus situación en redes sociales. El que fuera elegido en el año 1998 «El hombre más guapo del mundo» y considerado como uno de los galanes más codiciados por la revista People, el actor se encuentra en el peor momento de su carrera. Su impresionante cambio físico ha producido que estos días sea uno de los personajes más buscados en las redes sociales hasta convertirse en «trending topic».

Brendan destacó en los años 90 por sus papeles en comedias como «Cabezas huecas» o «El hombre de California». En 2001 triunfó con «El regreso de la Momia», una película por la que Fraser llegó a embolsarse hasta 12 millones de euros, pero la tercera película de la saga «La tumba del Emperador dragón» resultó ser un fracaso en taquilla, y desde ese momento comenzó el declive de su carrera como actor de éxito. En el año 2010 se convirtió en persona non grata en Hollywood al protagonizar en sólo dos meses dos estrepitosos fracasos en taquilla con dos films que recibieron una lluvia de malas críticas y obtuvo un catastrófica recaudación de 12 millones de dólares bajo un presupuesto de 30.

Tras su polémico divorcio de la que fuese su mujer Afton Fraser, el actor se hundió en una situación personal muy difícil, y cayó en el olvido de Hollywood. Actualmente Fraser trabaja como actor secundario en series televisivas. En último papel en el que se le ha podido ver fue como policía en la serie de ficción «The Affaire». Sin duda este cambio físico es el reflejo de su declive profesional, ya que ahora sólo ha trabajado en producciones independientes de bajo presupuesto.