César Cadaval Jr, el humorista con su hija, Marta, y Alfonso Cadaval - GTRES / Vídeo: La saga César Cadaval, de casta le viene al galgo

Humoristas, toreros... y ninguno notario: así son los cuatro hijos «anónimos» de César Cadaval

El humorista de Los Morancos ha formado una familia numerosa junto a su mujer, Patricia, en la que dos de los vástagos se han decantado también por el mundo del espectáculo

Actualizado:

Siempre que puede, César Cadaval se lamenta de lo mismo: ninguno de sus hijos ha salido notario. El humorista de Los Morancos, dúo cómico que mantiene con su hermano Jorge, tiene cuatro hijos, dos niños y dos niñas, todos ellos fruto de su matrimonio con Patricia.

De ellos, solo la benjamina, Patricia, se mantiene alejada del foco mediático. Y dos, los dos chicos, le han salido artistas. Por su parte la primogénita, Marta, saltó al papel cuché hace un par de años gracias a su boda con Jaime Núñez Mendo, representante del dúo humorístico. Un enlace que congregó a rostros tan conocidos como Mariló Montero o Fran Rivera junto a su mujer, Lourdes Montes. De hecho, Marta confió su traje de novia a la desaparecida firma nupcial de la esposa del diestro, Analilen, convirtiéndose en la única novia conocida que lució uno de sus diseños.

El segundo de los hijos del matrimonio es César, quien ya ha empezado a hacer sus pinitos junto a su pader y su tío. Ha pasado por la escuela de teatro de Juan Carlos Coraza, en la qe Javier Bardem preparó su papel como Ramón Sampedro en la película «Mar Adentro». Eso sí, el joven ha seguido los consejos de sus padres y antes de meterse de lleno en el mundo de la interpretación ha estudiado Publicidad y Marketing.

Alfonso brinda la corrida a su hermano, César, ante la mirada de su padre
Alfonso brinda la corrida a su hermano, César, ante la mirada de su padre - GTRES

Pero sin duda, el que más titulares ha acaparado hasta la fecha es Alfonso, el tercero de los hijos del matrimonio. Rubio, alto y torero. El joven debutó hace dos años y tomó la alternativa en La Maestranza, de manos de Morante de la Puebla y en presencia de José María Manzanares. En más de una ocasión, Alfonso ha explicado que su familia se tomaba a broma su interés por la tauromaquia, hasta que vieron que iba realmente en serio. Y, como ocurrió con su hermano mayor, le recomendaron que hiciera otros estudios en caso de que fallase su plan de convertirse en un gran torero. En su caso, Alfonso estudia periodismo en la Universidad EUSA de Sevilla.

Está claro que la vena artística de César Cadaval ha pasado a sus hijos. Siempre le quedará la pequeña Patricia, quién sabe si su sueño no pasa por abrir una notaría.