Ricardo Darín
Ricardo Darín - Aurore Marechal

Hollywood da un respiro a Ricardo Darín tras las acusaciones de maltrato

Con la herida abierta en ambas partes la noticia de que Hollywood quiere que el protagonista de «El secreto de sus ojos» sea uno de los suyos, le llega en un momento inmejoarable

Buenos AiresActualizado:

La Academia de Hollywood parece haber aprendido de sus errores y no quiere que se repita una escena como aquella del boicot de los actores de color a la entrega de los Oscar. Antes de que sean los latinos los que protagonicen un escándalo o reclamen más espacio en la industria, decidió incluir una selección de estos en una lista mundail que amplia los «escaños» en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. En Argentina, entre los elegidos, sobresale el eterno favorito: Ricardo Darín. A su lado, los directores Pino Solanas, Andy Muschietti, las actrices Mía Maestro, Bárbara Lennie, los compositores Osvaldo Golijov y Emilio Kauderer y la productora Bárbara Muschietti.

Darín formará pare de los nuevos 928 miembros -de 59 países- que reciberon una invitación difícil, por no decir imposible, de rechazar. El «regalo» le llega en un momento polémico de su intachable carrera. La actriz y realizadora, Valeria Bertuccelli, le puso en primera línea de fuego con unas declaraciones donde le acusó de haber filtrad que ella estaba enamorada de él y de maltratarla cuando trabajaban juntos en la obra, «Escenas de una vida conyugal». «Fue la primera vez en mi vida -aseguró- que sentí maldad… Me sentí muy mal. Hubo un par de veces que me desmayé en bambalinas» dijo antes de añadir, «profesionalmente, sentía que no estaba siendo tratada como quería. Decidí irme porque no la estaba pasando bien». La polémica se transformó en escándalo y Erika Rivas, la actriz que remplazaó a la mujer de Vicentico en la obra, salió a respaldarla en su cuenta de istagram «Sos valiente», le dijo.

El actor encajó las acusaciones de su ahora ex amiga (las familias tenían relación muy estrecha) con manifiesta sorpresa y disgusto pero pidió disculpas. «Entiendo su sensación y malestar aunque no comparto los motivos… Ella dice –añadió- que soy responsable de la versión que decía que ella estaba enamorada de mi. ¿Cómo voy a hacer eso con una amiga? Es imposible creerlo. No ocurrió, jamás salió de mi. Ni lo pensé ni lo senti», insistió, antes de zanjar que debió ahber «una gran confusión».

Con la herida abierta en ambas partes la noticia de que Hollywood quiere que el protagonista de «El secreto de sus ojos» sea uno de los suyos, le llega en un momento inmejoarable.

En la flamante lista también figuran los nombres de las actrices chilenas Paulina García y Daniela Vega; los actores españoles Javier Gutiérrez, Eduardo Noriega, Natalia de Molina, Emma Suárez, Javier Cámara y Carlos Bardem; y los mexicanos Ernesto Gómez Cruz, Eugenio Derbez, Elpidia Carrillo y Diana Bracho.