AFP  Cher, la reina del bisturí  AFP  Tony Curtis saluda sombrero en mano  AFP  Jean-Paul Belmondo, junto a su novia, Barbara Gandolfi
AFP Cher, la reina del bisturí AFP Tony Curtis saluda sombrero en mano AFP Jean-Paul Belmondo, junto a su novia, Barbara Gandolfi

Hollywood apuesta por la restauración

J. BRAVOMADRID. La inauguración en Los Ángeles del festival de cine clásico TCM ha servido para comprobar, una vez más, que Hollywood no se olvida de sus viejas estrellas, por difícil que sea

Actualizado:

J. BRAVO

MADRID. La inauguración en Los Ángeles del festival de cine clásico TCM ha servido para comprobar, una vez más, que Hollywood no se olvida de sus viejas estrellas, por difícil que sea reconocerlas. El certamen, que se prolongará hasta el domingo, se abrió anteayer con el estreno de una versión restaurada de «Ha nacido una estrella», película dirigida por George Cukor y protagonizada por Judy Garland. El filme había pasado ya por el quirófano en 1983, pero ahora se ha digitalizado a partir de los negativos originales, lo que ha dado mayor brillo y calidad a la nueva copia. En el festival también se presentará una versión restaurada de la película de Fritz Lang «Metrópolis».

Y para estar a tono con la proyección, la alfombra roja también fue un ejemplo de restauraciones. Destacó, claro, la reina del bisturí, Cher, cada vez más empeñada en parecerse a su estatua de cera. También se vio a Tony Curtis, sentado en silla de ruedas y cubierto por un sombrero tejano sobre un rostro tan estirado como un niño tratando de alcanzar el bote de galletas. Jean-Paul Belmondo, Jacqueline Bisset, Anne Jeffreys, Stephanie Powers, Ann Rutheford o Ernst Borgnine fueron otros de los actores que celebraron la moda de la restauración en Hollywood.