La hermanastra de Meghan Markle se presenta en el palacio de Kensington y la vetan

Los continuos ataques de Samantha Grant a la duquesa de Sussex y a la Casa Real inglesa han propiciado que no sea bien recibida

Actualizado:

Lo de la familia paterna de Meghan Markle parece el guion de una telenovela. Lo último ha sido que los guardas en el Palacio de Kensington, donde vive parte de la familia real británica, negaron la entrada a Samantha Markle, la hermanastra de Meghan Markle, Samantha Grant (53 años), cuando hace unos días se presentó sin haber sido invitada, según ha adelantado «The Mirror».

De acuerdo con el periódico, Grant, que padece esclerosis múltiple, se personó en su silla de ruedas, empujada por su pareja, ante la verja del palacio londinense, pero los guardas le impidieron acceder al recinto. Ante esta situación, la hermanastra escribió una nota y la entregó al equipo de seguridad para que se la dieran a la duquesa de Sussex, según explica el medio citado, que publica una serie de fotografías del suceso.

El diario explica que posteriormente Samantha y su pareja procedieron a comprar en un puesto de recuerdos unas máscaras con las caras de Markle y su amrido, el Príncipe Harry, para llevárselas con ellos de regreso a Estados Unidos.

Días antes de este suceso, según el medio citado, Samantha Grant envió una carta a su hermanastra en la que le decía que, si no hacía nada por mejorar las relaciones familiares, la visitaría en persona. La fuente señaló que «esto es lo más cerca físicamente que Meghan ha estado de esa parte de la familia desde que entró en la familia real, pero el personal de palacio claramente había sido instruido para bloquear el acceso» a Grant.

El palacio de Kensington no ha hecho comentarios sobre la presunta visita de la hermanastra de la duquesa de Sussex, quien contrajo matrimonio con Enrique el pasado 18 de mayo en una suntuosa ceremonia a la que asistió su madre pero no la mayoría de sus familiares por parte de padre. Desde la boda real, diversos parientes de Meghan Markle, en especial su hermana Grant, han hecho declaraciones a los medios de comunicación en las que en general critican su actitud y el hecho de que no les preste más atención.

Duras críticas

Desde que salió a la luz el noviazgo de Meghan Markle con el Príncipe Enrique, la familia de la actriz no ha hecho otra cosa más que intentar boicotear la relación. Primero fue su hermanastra, Samantha Grant anunció su intención de publicar un libro contando todo sobre la ahora prometida del nieto de la Reina Isabel II, asegurando que «habría muchas partes del manuscrito que no le iban a gustar» y que «destruiría su noviazgo».

También aseguraba que la exactriz era una «hipócrita» que había cambiado radicalmente poco después de entrar en Hollywood, y en numerosas ocasiones ha utilizado las redes sociales para malmeter contra ella. Un discurso que cambió por completo meses después, pasando de ser su gran enemiga a su mayor aliada. En octubre de ese mismo año concedió una entrevista exclusiva al programa «Good Morning Britain», donde declaró abiertamente que Markle es encantadora y una mujer muy fuerte. «Es un amor. Ella es muy animada, encantadora y vivaz. No sé cómo podemos ser medio hermanas, porque o lo eres o no lo eres. En mi corazón y en mi día a día ella es mi hermana y es absolutamente maravillosa. Que nadie se confunda sobre lo que opino de ella», dijo.