Abigail Disney, heredera del imperio y sobrina-nieta de Walt Disney
Abigail Disney, heredera del imperio y sobrina-nieta de Walt Disney - Twitter

La heredera de Disney, furiosa tras ver las condiciones laborales de los trabajadores de sus parques

Aunque no tenga un rol activo en la empresa, reclama a su presidente ejecutivo que dé solución a la brecha salarial existente entre su sueldo y el de sus empleados

Actualizado:

La sobrina-nieta de Walt Disney, Abigail Disney, ha expresado en una entrevista a Yahoo su enfado y descontento con las condiciones laborales que tienen los trabajadores de sus parques.

Todo surgió cuando un empleado del parque de California le escribió por Facebook para lamentarse de la situación que estaba viviendo a causa de su precario salario. Tras esto, la directora y productora de cine decidió acudir a uno de los parques para comprobarlo de primera mano, y lo que se encontró la dejó horrorizada.

Según cuenta en la entrevista, todos los trabajadores le transmitieron la misma idea: «No sé cómo puedo mantener esta cara de alegría y calidez cuando tengo que ir a casa y buscar comida en la basura de otras personas». Abigail Disney, que no tiene un papel activo en la compañía, dijo que el presidente ejecutivo de Disney, Bob Iger, necesita dar solución a brecha salarial existente entre su sueldo y el de un trabajador promedio de la compañía (66 millones de dólares que ingresó Iger frente a 46.127 dólares de sueldo medio de un trabajador).

Ante los hechos vividos, la heredera del imperio decidió escribir un correo electrónico a Iger, sin haber recibido aún respuesta. «Es una compañía que nunca ha sido tan rentable, no hay excusa para que los trabajadores usen vales de comida, racionen su insulina...», comentaba furiosa Abigail.

The Walt Disney Company se ha pronunciado para negar que mantenga a sus trabajadores en malas condiciones. En un comunicado emitido a medios estadounidenses, la compañía rechaza las declaraciones de Abigail Disney y defiende sus políticas laborales además de tachar la entrevista de «una exageración grosera e injusta de los hechos que no solo es una tergiversación, sino también un insulto a los miles de empleados que forman parte de la comunidad de Disney».