MARK CUTHBERT

Haya de Jordania pide el divorcio al emir de Dubái en un tribunal de Londres

Llevaba en paradero desconocido desde el 20 de mayo, cuando huyó de su jaula de oro con sus hijos

D. Asensi
Actualizado:

Llevaba en paradero desconocido hasta ayer, cuando «The guardian» informó de que la princesa Haya de Jordania ha iniciado los trámites en un tribunal de Londres para divorciarse de su esposo, el vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos (EAU) y máxima autoridad de Dubái, el emir Mohammed bin Rashid.

El pasado sábado, tal y como se recogió en estas páginas, «The Daily Mail» situaba a la hija del fallecido Husein de Jordania en Londres. En algún lugar seguro de la capital británica, se escondía con sus hijos Zayed (7) y Al Jalila (11). A la princesa se le había perdido la pista el pasado 20 de mayo, cuando salió de Dubái con los pequeños gracias a la ayuda que le proporcionó un diplomático alemán. Huyó de su jaula de oro con una maleta donde portaba 34,6 millones de euros, para comenzar una nueva vida y contratar a un buen abogado que le llevase el divorcio. Tras iniciar los trámites, parece que se confirma definitivamente que la princesa sí se encuentra en Londres, aunque su paradero sigue siendo un misterio.

Según «The Guardian», las autoridades de Dubái comenzaron ayer a movilizarse. Al parecer, habrían solicitado a través de canales privados la intervención del Gobierno para obligar a la princesa Haya a volver a Emiratos Árabes Unidos. Sin embargo, el ministerio de Asuntos Exteriores británico ha preferido no inmiscuirse en un asunto que califican de «privado» y ha evitado pronunciarse.

Desde la embajada del país árabe en Londres negaron haber mantenido una conversación sobre la vuelta de la princesa a Dubái con el Gobierno británico o el alemán, donde se ha dicho que en un principio pidió asilo político, pues fue el país donde residió mucho antes de casarse con el emir. «El Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos no tiene intención de hacer comentario alguno sobre asuntos relativos a la vida privada de particulares. Respecto a la posibilidad de que hubiéramos elevado este asunto a las autoridades alemanas o británicas, la respuesta es no», anunció un portavoz de la embajada.

Las alarmas sobre el paradero de Haya de Jordania se dispararon en las pasadas carreras de Ascot. Considerada una gran amazona, la princesa no se perdía esta competición y, sin embargo, el jeque de Dubái acudió solo a Ascot y después almorzó con la Reina Isabel. Los medios de Emiratos Árabes Unidos no tardaron en hacerse eco de la noticia, situándola en Londres.

Fue precisamente su pasión por los caballos lo que la unió a Mohammed bin Rashid. Él es propietario de varias fincas en Extremadura para la cría de caballos. Se conocieron en los World Equestrian Games celebrados en Jerez de la Frontera en el año 2002 y dos años después se casaron.

La princesa Haya es la más conocida de las dos mujeres que tiene Mohammed Bin Rashid. Es la primera hija que el rey Hussein de Jordania tuvo con su tercera esposa, la reina Alia Al-Husein, lo que la convierte en la hermana de Abdalá II de Jordania. Según «The Daily Mail», no quiso huir a Amán (Jordania) para no generar un conflicto entre Emiratos Árabes Unidos y su país natal.